Patricia Recio.   3 mayo
Según el tránsito, nadie resultó herido producto de la caída del material.

Una familia que transitaba la mañana de este viernes por la ruta 32 se llevó el susto de sus vidas, luego de que una piedra que se desprendió de la montaña cayera sobre su vehículo.

El impacto fue tan fuerte que la roca, de tamaño mediano, atravesó el techo y quedó justo al lado del asiento donde viajaba un niño de dos años.

El incidente se produjo en el kilómetro 27, unos siete kilómetros después del túnel Zurquí, en el sentido hacia Limón.

Según el reporte de la delegación de la Policía de Tránsito en el sector del Parque Nacional Braulio Carrillo, el menor resultó ileso.

La piedra cayó a un lado de donde iba el niño.

El director de Emergencias del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), David Meléndez, explicó que la caída de materiales en esa zona es normal, aunque no haya presencia de lluvias.

“Es normal porque ese sector es parque nacional, los taludes están sobre la carretera, hay que entender que la tierra ahí está viva, se mueve, tiene sus temblores y ahora se le va a juntar otra situación que es la entrada del invierno”, dijo.

Producto del impacto, la roca atravesó el techo del carro.

Según dijo, la misma resequedad hace que el material que estaba adherido comience a caer.

De acuerdo con la información del Tránsito, el paso por la vía se mantiene habilitado y normal.