Narcotráfico

Trailero descontará 12 años de cárcel por ‘contaminar’ una carga de exportación con 3.900 kilos de coca

Tribunal Penal de Limón lo sentenció este lunes por tráfico internacional de drogas

Un total de 12 años de cárcel dictó el Tribunal Penal de Limón contra Christian Rodríguez Méndez, trailero detenido por la Policía luego de camuflar una carga de cocaína entre flores de exportación.

Durante el juicio, la Fiscalía de Limón demostró que el 14 de febrero del 2020 Rodríguez cargó la droga en un sitio no determinado, pero localizado entre La Tigra de San Carlos, en Alajuela, y las instalaciones de APM Terminals, en Moín de Limón, donde se descubrió la carga de la ilegal mercancía.

Rodríguez Méndez fue declarado responsable de tráfico internacional de drogas y recibió la condena la tarde del lunes en el Tribunal Penal de Limón.

El hombre habría sido contactado por una organización dedicada al trasiego internacional de drogas y se le encargó pasar por una bodega narco durante su trayecto hacia Moín.

La carga de estupefacientes fue descubierta por la Policía de Control de Drogas en 202 maletines negros, luego de una revisión al contenedor.

Aunque en un inicio el Ministerio de Seguridad indicó que la carga podría pesar unos 5.800 kilos, al final fueron 3.900 del narcótico, que iban hacia Róterdam, Holanda.

El trailero, de 46 años, es oriundo de Chacarita, vivía en El Roble de Puntarenas y es padre de dos adolescentes.

Mientras la sentencia queda en firme, el sujeto cumplirá seis meses de prisión preventiva.

El caso se investigó en el expediente 20-000252-0472-PE.

Otro trailero de apellidos Romero Ortega, nicaragüense, podría correr la misma suerte de su colega Christian Rodríguez, pues es sospechoso de camuflar 21 maletines con 918 kilogramos de cocaína en un contenedor, seis meses después de que cayó Rodríguez.

La droga fue detectada el nueve de agosto del 2020 y el sujeto fue detenido el 21 de agosto, luego de que la Policía de Control de Drogas (PCD) allanó una vivienda en Guácimo y una bodega en Liverpool de Limón.

La Fiscalía de Limón informó este martes de que Romero está en prisión preventiva como sospechoso de tráfico internacional de drogas y se expone a penas entre los ocho y 15 años de cárcel.

Ese caso continúa en la etapa de recolección y análisis de prueba, bajo el expediente 20-001110-0472-PE.

Al acecho de trabajadores clave

Las organizaciones de narcotráfico buscan involucrar a funcionarios de puestos clave para vulnerar los controles y lograr que las cargas lleguen a Europa, donde el valor de la droga se multiplica.

Cada kilo de cocaína, que en nuestro país cuesta unos $6.000, puede alcanzar entre $26.000 y los $50.000 en el viejo continente.

En virtud de ello, los clanes narco acechan a traileros, así como al personal encargado de los escáneres, entre otros.

El 3 de noviembre del 2020 la Policía detuvo a un transportista y a cuatro empleados de APM Terminals, luego de que en agosto llegaran al puerto de Róterdam, Holanda, 990 kilos de cocaína ocultos en un contenedor que salió de esa terminal en Moín.

Se trata del trailero, apellidado Herrera Valderramos, y dos sujetos de apellidos Hadden Ulloa y Cerdas Fonseca, así como dos mujeres identificadas como Garita Fernández y Gómez Pérez. Los últimos cuatro laboraban para APM Terminals.

La investigación reveló que en julio del 2020 los cinco habrían sido contactados por personas, aún no identificadas, que tendrían algún vínculo con el narcotráfico.

Esos desconocidos pidieron colaboración a los sospechosos para concretar la exportación de cocaína por medio de la terminal de contenedores.

Al parecer, Herrera se encargó de transportar los 990 kilos de cocaína desde Siquirres hasta el megapuerto, en un contenedor que debía exportar fruta.

Hadden, quien era el coordinador de la puerta de ingreso de la terminal, habría facilitado la entrada de Herrera.

Una vez con el camión dentro, se presume que Cerdas entregó la boleta correspondiente que le permitía a Herrera aparcarlo.

Por último, Garita y Gómez, que eran las encargadas de los escáneres, en apariencia, reportaron datos falsos respecto al camión cuya carga llegó a Europa.

Nuevo intento

En un nuevo intento por vulnerar controles, en marzo de este año la Policía detuvo a otra operadora del escáner de APM, de apellidos Anchía Pérez, como sospechosa de una omisión al inspeccionar un contenedor que tenía 3.466 kilos de coca que iban hacia Holanda.

“La funcionara era la encargada de la operación del escáner de esta empresa y, al parecer, habría omitido alguna inspección en la unidad que iba a salir del país”, explicó esa vez la Fiscalía Adjunta de Limón en un comunicado de prensa.

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.