Carlos Arguedas C.. 27 abril
Los costarricenses fueron arrestados junto con un mexicano y cuatro nicaragüenses. Los 11 individuos quedaron detenidos. Foto tomada de la Armada de Colombia.
Los costarricenses fueron arrestados junto con un mexicano y cuatro nicaragüenses. Los 11 individuos quedaron detenidos. Foto tomada de la Armada de Colombia.

Seis costarricenses fueron detenidos este viernes en el municipio de López de Micay, en el departamento del Cauca, al suroeste de Colombia, informó la Armada Nacional de ese país, en su página digital.

Al parecer, los ticos fueron sorprendidos, junto con un mexicano y cuatro nicaragüenses (uno de ellos, se cree que era residente en nuestro país) cuando se encontraban en una casa “en coordinaciones logísticas sobre las nuevas rutas del narcotráfico que emplearían para distribuir el alcaloide hacia Nicaragua y Costa Rica, que finalmente llegaría a los Estados Unidos”, detalla el comunicado.

En nuestro país, la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS) confirmó que este viernes recibieron el detalle de la captura de los ticos por parte de la Armada de Colombia.

Los costarricenses sospechosos fueron identificados con los apellidos Salazar Tapia, de 47 años, Corrales Hernández de 21, Carazo Mora de 36, Rodríguez Grant de 29, Rodríguez Chacón de 22 y Padilla Medrano de 29.

Estos hombres son oriundos de Limón (tres), Golfito (dos) y Quepos.

Armados

El coronel de la Infantería de Marina de Colombia, Alex Eduardo Ramírez Ramos, en declaraciones que brindó a los medios colombianos El Tiempo, Noticias Caracol y W Radio, dijo que las tropas llegaron hasta una área conocida como Boca Grande, que es una zona rural del municipio de López de Micay, donde encontraron a un grupo de personas en una vivienda, los que fueron cercados para evitar su fuga.

Agregó que al momento de la captura de los 11 individuos encontraron dos fusiles R15, una pistola Glock, un revólver, dos proveedores para fusil M16, 106 cartuchos para fusiles, un kilogramo de marihuana, ocho celulares, una memoria USB, dos GPS y tres cartas de navegación.

Ramírez dijo que el mexicano arrestado es oriundo del Estado de Sinaloa y habría pagado una condena, tras ser detenido en 1996, en la población Guerrero Negro del municipio de Mulegé, en el estado mexicano de Baja California Sur, con 2.970 libras de marihuana. Lo identificaron como Samuel Beltrán Bojorques, de 50 años.

De igual manera, agregó que algunos de los capturados son requeridos en sus países de origen, sin especificar cuales, por los delitos de portación ilegal de armas de fuego y hurto, además, de ser señalados por nexos con el narcotráfico.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación, por el delito de fabricación, tráfico o porte de armas de uso privativo de las Fuerzas Armadas, en concurso con tráfico, fabricación y porte de estupefacientes.

Por su parte la Fiscalía General de Colombia, en otro comunicado difundido este sábado, informó de que un juez de control de garantías de Güapi (Cauca) impuso medida de aseguramiento en cárcel contra los 11 extranjeros.

De acuerdo con el boletín de prensa, los imputados se habrían desplazado vía fluvial, desde el corregimiento El Plateado, jurisdicción de Argelia (Cauca) y habrían llegado a Boca Grande el 21 de abril pasado.

Por determinación del juez los 11 imputados deben cumplir la medida de aseguramiento en un establecimiento carcelario que no fue revelado.

Entre lo decomisado había dos fusiles R15, una pistola Glock, un revólver, dos proveedores para fusil M16, 106 cartuchos para fusiles, un kilogramo de marihuana, ocho celulares, una memoria USB, dos GPS y tres cartas de navegación. Foto tomada de la Armada de Colombia.
Entre lo decomisado había dos fusiles R15, una pistola Glock, un revólver, dos proveedores para fusil M16, 106 cartuchos para fusiles, un kilogramo de marihuana, ocho celulares, una memoria USB, dos GPS y tres cartas de navegación. Foto tomada de la Armada de Colombia.