Katherine Chaves R.. 8 diciembre, 2016
Esta casa, ubicada en La Garita de Alajuela, es valorada en más de un millón de dólares.
Esta casa, ubicada en La Garita de Alajuela, es valorada en más de un millón de dólares.

El panameño que huyó de una cárcel de su país y que es investigado por lavar dinero en Costa Rica pasará tres meses en prisión preventiva.

Así lo dispuso el Juzgado Penal de Garabito este jueves en contra del sujeto, de apellido Welch Sevillano, con lo cual rechazó la solicitud del Ministerio Público de imponerles seis meses de cárcel.

Como él se había fugado de una prisión panameña, su país natal había girado una orden de captura, por lo que Welch fue detenido el 17 de diciembre del 2015 en nuestro país. Desde ese momento permanece en la cárcel La Reforma, en Alajuela, a la espera de su extradición; sin embargo, debido a que las autoridades costarricenses le abrieron una causa penal, su traslado quedó en pausa.

Además de Welch, este miércoles fueron detenidos dos de sus ayudantes: un abogado, de apellido Sánchez Pereira; y un sujeto, apellidado Torres Olivas, quien era la mano derecha del extranjero. Ellos también pasarán tres meses en prisión preventiva.

Negocio turbio. El fiscal adjunto contra la delincuencia organizada, Francisco Fonseca, detalló ayer que las sospechas de esta actividad ilícita se levantaron cuando detuvieron este año a un familiar de Welch con $14.000 (más de ¢7.500.000) en Jacó.

Luego, se percataron de que el foráneo mantiene una cantidad "muy significativa" de bienes, pese a que no se le conoce ninguna actividad lícita. Además, agregó, luego de que Welch fue detenido el año pasado, él comenzó a "ocultar" sus propiedades, al traspasarlas a nombre de otras personas.

Pese a que, por el momento, no es cuantificable el monto que Welch habría lavado en Costa Rica, señaló que el panameño tenía, entre otras propiedades, una mansión valorada en más de un millón de dólares y un carro blindado.