14 diciembre, 2015

Oficiales de la Fuerza Pública de Corredores buscan a un compañero de apellido Álvarez que el sábado anterior huyó a la montaña luego de ser sorprendido con 100 kilos de cocaína.

Los 100 kilos de cocaína que incautaron las autoridades, estaban ocultos debajo del cajón del vehículo. | CORTESÍA MSP.
Los 100 kilos de cocaína que incautaron las autoridades, estaban ocultos debajo del cajón del vehículo. | CORTESÍA MSP.

El policía, quien tiene 46 años y es vecino de la zona, fue capturado en Uvita de Osa tras comprobarse que trasladaba dicha cantidad de droga en un compartimento de un pick-up.

Las autoridades detuvieron a otro hombre, también de apellido Álvarez y hermano del agente en fuga. Ambos viajaban en el vehículo.

Según detalló el Ministerio de Seguridad, los dos sospechosos fueron detenidos en un retén, les pidieron la cédula para identificarlos y, al hacerlo, el policía aprovechó un descuido de las autoridades para escapar por entre la montaña. Su hermano quedó apresado y fue llevado a la Fiscalía local, que determinará su situación legal.

Como parte de la búsqueda del policía, los oficiales mantienen operativos en carreteras en puntos como Barú, Pérez Zeledón, Uvita y en Osa.

El pick-up donde llevaban la cocaína los dos hermanos es un Toyota Hilux modelo 1990, el cual aparece registrado a nombre de una mujer de apellido Gómez, oriunda de Paso Canoas.

Carrera policial. Carlos Hidalgo, vocero del Ministerio de Seguridad Pública, informó de que el agente detenido tiene 16 años de laborar como policía.

Según contaron algunos de sus compañeros, actualmente él se desempeña en la delegación de Zancudo. La última vez que lo vieron, antes de ser detenido, fue a las 6 a. m. de este sábado, cuando salió de trabajar.

Al parecer, también lo habían observado salir de su vivienda en vehículos lujosos.

Su casa de habitación está ubicada en el barrio San Jorge, en Paso Canoas de Corredores.