Eillyn Jiménez B.. 5 abril
La Policía encontró 193 kilos de cocaína enterrados en playa Conventillos, en La Cruz de Guanacaste. Foto: MSP para LN
La Policía encontró 193 kilos de cocaína enterrados en playa Conventillos, en La Cruz de Guanacaste. Foto: MSP para LN

Una llamada alertando sobre la existencia de siete sacos enterrados en playa Conventillos, en La Cruz de Guanacaste, permitió a la Policía hallar 193 kilos de cocaína.

El Ministerio de Seguridad Pública (MSP) informó de que los oficiales ubicaron los sacos y, al revisarlos, sospecharon de la presencia de droga, motivo por el cual contactaron a la Policía de Control de Drogas (PCD).

Agentes de ese último cuerpo policial acudieron al lugar y después de efectuar una revisión confirmaron que se trata de estupefacientes.

Daniel Calderón, director de la Fuerza Pública, manifestó que se coordinó con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para la investigación correspondiente.

“Se verificó la ubicación de un cargamento de cocaína enterrada y se coordinó con las autoridades correspondientes”, dijo el jerarca judicial.

Por este caso no hubo personas detenidas y, aunque la droga tiene un distintivo particular, se desconoce cómo fue trasladada hasta el lugar.

(Video) Policía encuentra 193 kilos de cocaína enterrados en playa de La Cruz de Guanacaste

Por otra parte, en en Pacífico central, la Policía encontró 411 paquetes con cocaína en dos vehículos.

El hallazgo fue realizado este jueves por la madrugada, después de que un grupo de oficiales que realizaba un control en carretera en la ruta 34, en Quepos, hicieron señas a dos automóviles para una revisión y estos se dieron a la fuga.

Debido a ese comportamiento, se hizo una coordinación con policías de las delegaciones de Parrita y Garabito para interceptar los carros en otra zona.

Minutos después, en Paquita de Quepos, fue ubicado uno de los automóviles, abandonado con 271 paquetes de droga, mientras que en Garabito se interceptó el otro automotor con 140 paquetes.

En ese segundo carro viajaba un extranjero de apellido Salcedo, quien fue puesto a las órdenes de las autoridades judiciales.

Otro golpe al narco

En otro trabajo policial, en la urbanización San Gerardo, en San Rafael de Alajuela, se desarticuló una banda narco dedicada a la venta de droga a mediana escala y al menudeo.

Los tres integrantes del grupo, de apellidos Arguedas Porras, Rivera Romero y Herrera Carranza, fueron detenidos este jueves con estupefacientes, dinero y un arma de fuego.

La investigación de este caso comenzó el 12 de enero de este año, luego del ingreso de siete llamadas confidenciales.

La pesquisa permitió a la PCD determinar que las ventas se realizaban en una plaza de fútbol y cerca de dos centros educativos de la comunidad.

Arguedas Porras, de 24 años, se encargaba de la distribución de la droga para la comercialización y también efectuaba transacciones a domicilio. Según Seguridad Pública, cuenta con antecedentes por infracción a la ley de psicotrópicos, agresión y portación ilegal de arma de fuego permitida.

En tanto, Rivera Romero, de 26 años, fungía como el principal comerciante de la organización y cuenta con expediente por venta de drogas, portación ilegal de arma de fuego permitida y robo agravado.

Finalmente, Herrera Carranza, de 41 años, era vendedor de droga y posee antecedentes por robo agravado.

Luego de la captura de los sospechosos, la PCD decomisó 778 dosis de droga en apariencia listas para la venta. De esas, 636 eran de marihuana, 102 de cocaína, 39 de crack y una de éxtasis.

También se incautó de dinero en efectivo, un arma de fuego y varios implementos utilizados para la elaboración de estupefacientes.