Por: Gustavo Fallas M. 16 agosto, 2016
La policía decomisó un arma nueve milímetros, semiautomática, con la cual el sujeto hizo disparos al aire.
La policía decomisó un arma nueve milímetros, semiautomática, con la cual el sujeto hizo disparos al aire.

Un sujeto de apellido Mora, de 21 años, fue capturado, la noche del lunes 15, por oficiales de la Fuerza Pública como sospechoso de formar parte de una banda dedicada a la venta de drogas en Pococí y Guácimo, en Limón.

El joven, conocido como Fósforo, era buscado desde el 12 de agosto cuando el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) allanó su vivienda en barrio Las Brisas, Guápiles, para detenerlo, pero no lo encontraron. Ese día, la Policía Judicial detuvo a 19 personas en un operativo.

A eso de las 10 p. m. de este lunes, la Policía Judicial recibió información de que Mora estaba escondido en casa de una vecina, por lo que los agentes se desplazaron a la vivienda.

Al llegar al lugar, Mora se percató de la presencia de los policías y huyó por la parte trasera de la propiedad, la cual colinda con un río.

Oficiales de la Fuerza Pública le dieron persecución, observaron dónde estaba oculto y lo detuvieron.

Los policías le decomisaron a Mora un arma nueve milímetros, semiautomática, con la cual el sujeto realizó disparos al aire poco antes.

"Esta arma fue remitida al OIJ para lo que corresponda. Se desconoce su procedencia o, bien, si pudo ser empleada anteriormente en algún ilícito", comunicó este martes el Ministerio de Seguridad Pública.

Oficiales de la Fuerza Pública detuvieron al sospechoso en Las Brisas, Guápiles.
Oficiales de la Fuerza Pública detuvieron al sospechoso en Las Brisas, Guápiles.

A Mora se le vincula con un grupo ligado con la comercialización de estupefacientes, en especial crack y, en menor escala, marihuana.

El rastreo de esta banda comenzó en junio del 2015, luego de que Gustavo Adolfo Fallas Carvajal, de 25 años, muriera tras recibir al menos siete balazos, cuando se encontraba en un puesto de venta de frutas y verduras en la ruta 32.

"Luego de este homicidio, donde muere un miembro de una banda rival, el OIJ asume la investigación y detecta que detrás de esto (el asesinato) había una organización criminal dedicada al tráfico de drogas", manifestó Wálter Espinoza, director del OIJ.

Mora quedó a las órdenes del Ministerio Público para que se determine su situación jurídica.

Etiquetado como: