Vanessa Loaiza N., Edgar Chinchilla. Hace 3 días
La detenida, de apellido Jiménez, fue puesta a las órdenes de la Fiscalía, para que se determine su situación jurídica. Foto suministrada por Edgar Chinchilla.
La detenida, de apellido Jiménez, fue puesta a las órdenes de la Fiscalía, para que se determine su situación jurídica. Foto suministrada por Edgar Chinchilla.

Un menor de cinco años quedó este viernes bajo custodia del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), luego de que su madre fuera detenida como sospechosa de vender drogas en el cantón alajuelense de Guatuso.

La detención de la mujer, de apellido Jiménez y de 32 años, se realizó durante la mañana en su casa de habitación en el barrio Santa Marta, en San Rafael de Guatuso, donde también estaba el niño.

Al ver que no había otros adultos que pudieran atender al pequeño, el Patronato confirmó que fue trasladado a un Hogar Solidario de Emergencia, donde permanecerá mientras se analiza si existe algún recurso familiar que pueda hacerse cargo.

La custodia de la víctima se mantendrá en manos del PANI o algún familiar directo del niño, mientras se resuelva la situación jurídica de la mujer.

Según el Organismo de Investigación Judicial, hace un mes los agentes destacados en La Fortuna de San Carlos fueron alertados, a través del Centro de Información Confidencial (CICO), sobre una actividad ilícita en una vivienda en Santa Marta.

“Informes preliminares indican que al parecer la sospechosa comercializaba crack, marihuana y cocaína desde su casa de habitación en la mencionada localidad, por lo que los agentes judiciales, luego de realizar varias diligencias policiales, lograron corroborar la información que recibieron”.

A las 6 a. m. los investigadores allanaron la casa de la sospechosa, alias La Macha, la detuvieron y le decomisaron crack y marihuana, así como dinero en efectivo, que se presume es producto de la venta de droga.

En el operativo participaron agentes de la Policía Judicial de La Fortuna de San Carlos, del Programa Regional Anti Drogas (PRAD) y funcionarios del PANI.

La detenida quedó con un informe a las órdenes del Ministerio Público, para que se determine su situación jurídica.