El joven había dejado otro camión con 102 kilos de coca en El Salvador

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 6 agosto, 2014

Un hombre de 57 años fue detenido el sábado en el puesto fronterizo de Peñas Blancas por intentar entrar al país con un furgón en el que llevaba oculto $1 millón, así como a su hijo, buscado en El Salvador por narcotráfico.

El aprehendido es de apellidos Dávila Ponce. Su hijo de 29 años, apellidado Dávila Martínez, había abandonado horas antes otro tráiler con 102 kilos de coca, cuando transitaba por El Amatillo, en la frontera entre El Salvador y Honduras.

Gustavo Mata, viceministro de Seguridad, explicó que el costarricense llegó a ese puesto de control, pero, ante el aviso de los oficiales de que inspeccionarían el furgón con un escáner, “se puso nervioso, dejó el carro y se fue”.

Al revisar el vehículo, la Policía de ese país encontró la cocaína en cajas de cartón.

De inmediato, las autoridades salvadoreñas emitieron una alerta sobre la fuga del tico.

“Horas después, los agentes de la Policía de Control de Drogas (PCD) vieron llegar a la frontera de Peñas Blancas un furgón conducido por un adulto y detectaron que en la cabina venía un joven, que era el hijo del conductor”, agregó el viceministro.

Debido al nerviosismo del chofer, los agentes revisaron el camión pesado y observaron que las dos llantas de repuesto estaban modificadas. En ellas hallaron 108 paquetes con $1,1 millón en total.

En las llantas de repuesto del tráiler iban 108 paquetes con $1 millón en total. Estos estaban rotulados con nombres y apodos, como Chacho, Luis, Tavo, Tata, Sobrante y Camioncito. | MINISTERIO DE SEGURIDAD PARA LA NACIÓN.
En las llantas de repuesto del tráiler iban 108 paquetes con $1 millón en total. Estos estaban rotulados con nombres y apodos, como Chacho, Luis, Tavo, Tata, Sobrante y Camioncito. | MINISTERIO DE SEGURIDAD PARA LA NACIÓN.

Los envoltorios llevaban etiquetas con nombres y apodos como: Chacho, Luis, Tavo, Tata, Sobrante y Camioncito.

La PCD consultó las identidades del conductor y su acompañante y descubrió que el joven era el mismo buscado en El Salvador.

De acuerdo con información de las autoridades salvadoreñas, Dávila Martínez llevaba la droga hacia la ciudad guatemalteca Pedro de Alvarado.

Se sospecha que, luego de abandonar el furgón en El Salvador, el hombre se trasladó a Nicaragua, donde se habría encontrado con su padre. Según las versiones, en ese país Dávila Ponce habría recibido el dinero para pagar aquí la droga.

Seguimiento. El viceministro de Seguridad comunicó que la PCD mantenía al padre bajo investigación desde meses atrás.

“Solo estábamos esperando que llevara droga o dinero para detenerlo. Para nosotros sí fue sorpresa que el hijo dejara el furgón botado”, manifestó Mata.

Agregó que posiblemente Dávila Ponce involucró a su familiar en la actividad delictiva.

Los dos costarricenses fueron trasladados a la fiscalía de Liberia, por el presunto delito de legitimación de capitales, por el cual podrían afrontar penas de entre ocho y 20 años de prisión.