Vanessa Loaiza N.. 20 septiembre

Los delincuentes recurren cada vez más a la tecnología para tratar de concretar algún delito. Este sábado, otro dron con droga fue divisado sobrevolando la cárcel Luis Paulino Mora, dentro del complejo penitenciario en San Rafael de Alajuela.

Sin embargo, las autoridades le dieron seguimiento a tiempo y pudieron interceptarlo antes de que soltara su carga en manos de alguno de los reclusos, según confirmó Nils Ching Vargas, subdirector de la Policía Penitenciaria.

Paquetes de droga que cargaba el dron en el centro penitenciario Luis Paulino Mora, en Alajuela. Foto: Ministerio de Justicia.
Paquetes de droga que cargaba el dron en el centro penitenciario Luis Paulino Mora, en Alajuela. Foto: Ministerio de Justicia.

El funcionario precisó que el hecho se registró a la 1:30 p. m., cuando divisaron el aparato. La vigilancia con personal de Fuerza Pública y del centro penal permitió decomisar la droga y detener a uno de los dos sospechosos asociados a este hecho. Otro más se dio a la fuga.

Según una fotografía divulgada por el Ministerio de Justicia, la carga, de aparente cocaína, pesó 256 gramos.

Tanto el estupefaciente como el detenido, cuya identidad no trascendió, fueron puestos a las órdenes del Ministerio Público, para el trámite correspondiente.

Esta no es la primera vez que inescrupulosos recurren a drones para llevar drogas, celulares o cargadores a centros penales.

En julio pasado, un dron con una carga de marihuana se estrelló contra la pared de un condominio contiguo al Centro de Atención Integral Jorge Arturo Montero Castro, conocido como La Reforma, también en Alajuela.

De esta manera, los reos se quedaron con las ganas de recibir 105 gramos de marihuana que iban adheridos al cuerpo del artefacto, que fue decomisado por la Fuerza Pública.

Cinco meses antes, el 27 de febrero pasado, en la noche, los reclusos de la cárcel Luis Paulino Mora también esperaban un paquete que venía por aire.

Sin embargo, el aparato fue descubierto por funcionarios de la Policía Penitenciaria antes de que llegara a su destino.

El dron cargaba cuatro celulares, 16 chips para teléfono móvil y dos paquetes de papel para hacer puros de marihuana.