Carlos Arguedas C..   8 marzo
El dinero estaba empaquetado y muy bien ordenado en uno de los aposentos de la vivienda. Foto de OIJ

Una ‘modesta’ vivienda ubicada en la margen del río Moín, en Limón, escondía $240.000 (¢147 millones al tipo de cambio actual) y 203 kilos de cocaína.

El dato lo proporcionó la mañana de este viernes el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Wálter Espinoza Espinoza, quien agregó que además en el terreno donde está la casa se encontró una lancha, dos vehículos, así como varias armas, entre ellas una AK-47 y dos escopetas.

Esta acción policial desarrollada el jueves desde las 9:30 a. m. dejó la captura de 13 personas, 11 de ellos costarricenses, un nicaragüense y un colombiano.

Este caso fue descubierto luego de que una llamada anónima recibida desde el martes anterior alertó a las autoridades sobre un posible trasiego de drogas que se daría en un sector no precisado de Moín, en Limón.

“Este jueves a las 9.30 a. m., mientras desarrollábamos labores de vigilancia en el lugar, visualizamos la presencia de varios vehículos y varios sujetos cerca de una vivienda que está a la vera del río Moín. La policía hizo un ingreso repentino al lugar y se logró la captura de 13 personas”, manifestó el jefe policial.

Para las autoridades la lancha que fue encontrada en el lugar sirvió para el trasiego de la droga.

Espinoza dijo que la droga y el dinero se encontraban dentro de la vivienda bien acomodados.

“Se trata de una vivienda rustica ubicada en la margen del río, en zona que podríamos decir marítimo terrestre, invadiendo áreas del Estado. No es una casa muy suntuosa, una casa sencilla, muy modesta y se utiliza fundamentalmente, de acuerdo con lo que nosotros visualizamos, para recibir drogas o realizar actividades de orden ilegal”, agregó.

El director del OIJ dijo que las organizaciones criminales aprovechan que el río Moín tiene un alto tráfico de embarcaciones dedicadas a la pesca legal, para tratar de camuflar actividades ilícitas como la descubierta el jueves.

Los detenidos por este caso son los costarricense de apellidos Morales Peralta, de 28 años; Brown Pérez, de 28, pasado por amenazas a la autoridad y Bravo Rodríguez, de 34, pasado por infracción a la ley de protección a la fauna silvestre.

También Condega Sánchez, de 26 años, Rodríguez Baltodano, de 21; Arias Salas, de 28 y con antecedentes por robo agravado, así como Alvarado Sánchez, de 31, pasado por legitimación de capitales.

Por último, se detuvo a Díaz Moraga, de 26 años; a Bocan Cano, de 31 y Serrano Suárez de 30, así como a Masís Piñar de 36, pasado por transporte de drogas.

Completan la lista un colombiano de 20 años, de apellidos Arango Velásquez y un nicaragüense de 36 años, de apellido Gutiérrez.

Todos están a la orden de la Fiscalía Adjunta de Limón.

Un gran manteado servía para que una vez que la lancha llegaba al patio de la propiedad, se pudiera ocultar mientras la descargaban. Foto: OIJ.