Narcotráfico

Llamada por amenazas permite a la Policía ahuyentar narcotraficantes y decomisar armas y droga en La Tabla

Fuerte lucha de bandas sigue en finca privada de Desamparados que abastece ventas capitalinas

Las armas, drogas, cargadores y municiones quedaron en la fiscalía con un informe para luego ser pasados a un proceso de destrucción. Foto: Cortesía MSP.

Un lote de cinco armas de fuego, unos 200 puchos de marihuana y 110 puntas de cocaína, son parte de lo decomisado la madrugada de este lunes en una incursión fuerte de la Policía al caserío conocido como La Tabla, en San Rafael Abajo de Desamparados, San José.

Los agentes policiales acudieron al sitio tras la alerta de una familia que recibió amenazas por parte de narcotraficantes locales.

Oficiales del Grupo de Apoyo Operacional (GAO), de la Fuerza Pública, atendieron la llamada de auxilio de una familia y al llegar observaron a varios sujetos armados que al notar la presencia policial huyeron por las alamedas de esa finca privada.

Al ser perseguidos por agentes del GAO, los sospechosos lanzaron armas, municiones y paquetes con drogas en distintos puntos, para escapar luego entre matorrales.

Esa barriada de aproximadamente 100 casas es un dolor de cabeza para la Policía que de manera recurrente destina recursos y constantemente se incauta de cantidades grandes de droga lista para abastecer centros de venta en los alrededores.

Una banda conocida como la de “Las gordas” se disputa con otras el dominio de la zona, lo que redunda en tiroteos, amenazas y otras situaciones de violencia que han obligado a la Policía a constantes incursiones para atenuar lo que acontece.

La Fuerza Púbica recuperó este lunes una escopeta, dos pistolas y dos revólveres, así como cinco cargadores y unas 40 municiones para las armas de fuego.

En otras ocasiones, millonarias cargas de droga y armas se han decomisado en esa barriada desamparadeña, pero rápidamente los grupos de vuelven a armar y siguen con el procesamiento y venta de drogas.

Luego se coordinaron acciones con el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) para tratar de investigar la procedencia de las armas, que luego pasarán a la Fiscalía.

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.