Carlos Arguedas C.. Hace 6 días
La lancha, la droga y los detenidos fueron llevados a Portete, Limón, donde quedaron a la orden de la Fiscalía Adjunta de Limón. MSP para LN
La lancha, la droga y los detenidos fueron llevados a Portete, Limón, donde quedaron a la orden de la Fiscalía Adjunta de Limón. MSP para LN

Patrulleras del Servicio Nacional de Guardacostas (SNG) capturaron en el mar Caribe, a 27 millas náuticas (unos 50 kilómetros) de las costas de Limón, una lancha en la cual tres personas transportaban 600 kilos de cocaína y 14 kilos de marihuana.

La detención se hizo el sábado a las 6:20 a. m., informó este domingo el Ministerio de Seguridad Pública en un comunicado de prensa.

La acción policial costarricense se desarrolló luego de recibirse una alerta internacional sobre el paso de una embarcación sospechosa de ser utilizada por el narcotráfico, la cual navegaba muy cerca de la costa del mar Caribe costarricense y que se dirigía de Colombia a las costas limonenses.

Las patrulleras nacionales se hicieron al agua y lograron la intercepción del navío de nombre La Bendición, que es estilo picuda, sin matrícula, ni bandera y en la cual viajaban tres tripulantes de apellidos Hernández, Avendaño y Marrón, de nacionalidad colombiana.

A estas lanchas se les llama picudas (igual al pez del mismo nombre que es fino y delgado) porque están fabricadas en fibra de vidrio, lo cual las hace prácticamente invisibles para los radares; consumen relativamente poco combustible y, además, son muy veloces.

Los detenidos, la lancha y la droga fueron llevados al muelle de Portete, en Limón, donde fueron puestos a la orden de la Fiscalía Adjunta de Limón.

Seguridad Pública agregó que la captura de droga se hizo en colaboración con la Guardia Costera de los Estados Unidos, la Armada de Colombia, el SNG y de la Policía de Fronteras.

Michael Soto Rojas, ministro de Seguridad Pública, dijo: “Esta interdicción es una labor exitosa entre diferentes cuerpos policiales del país y la colaboración de agencias internacionales. Seguimos luchando contra el crimen organizado tanto en el Atlántico como en el Pacífico, para eliminar este flagelo tan trascendental como es el narcotráfico”.

La captura de la lancha La Bendición se hizo a 27 millas náuticas (unos 50 kilómetros) de las costas de Limón. MSP para LN
La captura de la lancha La Bendición se hizo a 27 millas náuticas (unos 50 kilómetros) de las costas de Limón. MSP para LN
Siete toneladas de coca

Con este decomiso de 600 kilos de cocaína, la cantidad quitada al narcotráfico en los últimos 18 días suma siete toneladas.

El primer golpe se produjo el jueves 28 de febrero cuando se interceptó una lancha a 68 kilómetros de la costa, en Cabo Matapalo de Osa, Puntarenas.

Transportaba 49 bultos que contenían 1.231 kilogramos de cocaína. De esos, 60 kilos iban camuflados en suelas de calzado, informó Seguridad Pública. Por este caso se detuvo a dos individuos de apellidos Morera y Contreras, que cumplen tres meses de prisión preventiva.

Un día después, el viernes 1.° de marzo, se encontró una lancha abandonada en playa Cabuya del distrito de Cabo Velas, Santa Cruz, Guanacaste, cuyo cargamento de droga fue trasladado a cuatro vehículos retenidos cerca del aeropuerto Daniel Oduber, de Liberia.

En total, la Policía decomisó 1.065 kilos de cocaína y detuvo a tres hombres de apellidos Pereira, León y Guarín, así como a otros tres apellidados Mora. El Juzgado Penal de Liberia impuso a los seis prisión preventiva por tres meses.

La noche del domingo 3 de marzo, oficiales del SNG concretaron el arresto de tres hombres con otra carga en una lancha.

Esta acción se desarrolló en altamar y concluyó en playa Escondida de Quepos, Puntarenas, donde encalló la embarcación que llevaba 1.461 paquetes de cocaína; cada uno de un kilo.

Ahí quedaron detenidos tres sospechosos, de apellidos Castillo Sánchez, de 29 años; Grueso Valencia, de 59; y Rentería Suárez, de 24. Todos quedaron a la orden del Ministerio Público.

Luego, el martes 5 de marzo se decomisaron casi tres toneladas que iba en dos embarcaciones. El primer cargamento cayó en las cercanías del muelle de Quepos, Puntarenas, cuando interceptaron un pesquero que tenía 1.200 kilos en sus bodegas

Se trató del barco matrícula PQ-8867, con el nombre Cap Mave, en el cual venían cuatro tripulantes de apellidos Rivera, Arguijo, Aragón y Rosales.

Ese mismo día, pero a 170 kilómetros de Golfito, otro cantón puntarense, se detectó una lancha sospechosa con 1.500 paquetes de cocaína.

Todos estos cargamentos suman 6.457 kilos que sumados a los 600 de este sábado, contabilizan 7.057 kilos.