José Andrés Céspedes. 24 septiembre
Naufragio permitió poner a prueba preparación del personal del Guardacostas durante emergencias en alta mar. Foto: MSP
Naufragio permitió poner a prueba preparación del personal del Guardacostas durante emergencias en alta mar. Foto: MSP

Una embarcación del Servicio Nacional de Guardacostas, en la que viajaban cuatro oficiales, se hundió mientras perseguía una lancha narco la mañana de este jueves.

El Ministerio de Seguridad Pública (MSP) aseguró que el accidente se debió a las adversas condiciones meteorológicas que prevalecen en el Pacífico sur y que todos los tripulantes policiales salieron ilesos luego de ser rescatados.

Martín Arias, director del Guardacostas, indicó que los oficiales participaban en una operación antidrogas que se llevaba a cabo en esta zona desde hace tres días.

Detalló que cuando la tripulación navegaba cerca de Punta Burica, a unos 30 kilómetros de la entrada al Golfo Dulce, un fuerte oleaje de unos tres metros inundó la nave por la parte trasera.

Esto provocó que se apagaran los motores y que se hundiera la embarcación, todo en un lapso de aproximadamente dos minutos. No obstante, los oficiales mantenían todas las medidas de seguridad, como el uso de chalecos salvavidas.

El jefe policial detalló que el personal del Guardacostas constantemente realiza “prácticas de zafarrancho” para extremar la seguridad durante las operaciones marítimas.

“Cabe indicar que durante estas prácticas se ponen a prueba la pericia y conocimientos del personal en cuanto a los procedimientos de la legislación marítima internacional para atender emergencias a bordo”, destacó el MSP.

En cuanto a la embarcación a la que le daban seguimiento, Arias explicó que aún no se sabe si era una lancha rápida o un semisumergible, pero se presume que se hundió, pues los oficiales encontraron varios estañones de combustible flotando.

“Es por ello que la operación continúa en la zona para descartar o confirmar esta hipótesis que, de ser afirmativa, los presuntos narcotraficantes habrían perecido al hundirse con todo el cargamento de droga”, concluyó Seguridad.

Es la primera vez que una nave del Servicio Nacional de Guardacostas experimenta una emergencia de esta magnitud, desde su creación hace 20 años.