Hugo Solano C.. 8 febrero
El OIJ se hizo cargo de la mercancía ilegal, cuya procedencia y destino se investigan. Foto: Cortesía OIJ.
El OIJ se hizo cargo de la mercancía ilegal, cuya procedencia y destino se investigan. Foto: Cortesía OIJ.

Dos hombres quedaron detenidos la noche del viernes, luego de que agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) los sorprendieron con una millonaria carga de cocaína en Moín de Limón.

La Policía allanó una casa donde se incautaron siete vehículos (incluidos dos cuadraciclos) y nueve lanchas, lo que da una idea de la capacidad de movilización que tenían los arrestados en esa zona, que está muy cerca de los principales muelles de carga y descarga de mercaderías en el Caribe.

Luego de recibir una información confidencial, los oficiales siguieron un carro tipo familiar y, al alcanzarlo y, detenerlo en la vía pública, constataron que llevaba 185 kilos de coca. Algunos envoltorios decían R-67, otros solo eran de color gris y negro.

La cocaína iba en la parte de atrás del vehículo, donde un sistema hidráulico servía para facilitar el ocultamiento y rápida movilización de los estupefacientes, ya que funciona como una rampa.

En nuestro país, cada kilo de cocaína cuesta unos $7.000, por lo que la carga decomisada, este viernes, ronda los ¢600 millones.

El conductor del automóvil es de apellidos Tucker Martínez, de 28 años.

Una vez que la prueba de campo verificó que lo transportado era cocaína, los agentes gestionaron el allanamiento de la propiedad, de la cual habían visto salir el vehículo.

En esa vivienda de Moín encontraron más evidencias importantes para la investigación y fue ahí donde cayó el segundo detenido, un hombre apellidado Chaves Alfaro, de 32 años.

Las modificaciones en la parte de atrás del carro, con tubos hidráulicos a ambos lados, permitían ocultar la droga bajo el piso y acelerar la carga y descarga. Foto: OIJ.
Las modificaciones en la parte de atrás del carro, con tubos hidráulicos a ambos lados, permitían ocultar la droga bajo el piso y acelerar la carga y descarga. Foto: OIJ.

Los arrestados fueron presentados con un informe al Ministerio Público como sospechosos del delito de infracción a la ley de psicotrópicos.

El artículo 58 de la ley de psicotrópicos (núnero 8204) estipula que los sujetos se exponen a penas de prisión entre ocho y quince año por transporte y almacenamiento de drogas.

Los vehículos y lanchas decomisados pasarán a custodia del Instituto Costarricense de Drogas, tal y como lo dispone la legislación vigente.

El año pasado, en Moín, la Policía se incautó de más de 5.000 kilos de cocaína, que mayoritariamente iban a ser introducidos en contenedores para exportarlos a Europa.

El fin de semana pasado, la Policía de Control de Drogas decomisó 620 paquetes de cocaína en un contenedor que llegó a puerto Moín, procedente de Colombia.

La coordinación de la PCD, en conjunto con la Armada Colombiana, permitió dar con el cargamento procedente de puerto Turbo, en Colombia.

Muy cerca de los principales puertos de carga y descarga del Caribe, en Moín, se detuvo el vehículo cargado de cocaína. Ilustración: Google Maps.
Muy cerca de los principales puertos de carga y descarga del Caribe, en Moín, se detuvo el vehículo cargado de cocaína. Ilustración: Google Maps.