Hugo Solano C.. 17 abril
Cada kilo de esa droga en Europa aumenta en 10 veces su valor en relación con el mercado local, donde ronda los $7.500. Foto: Archivo/ MSP.
Cada kilo de esa droga en Europa aumenta en 10 veces su valor en relación con el mercado local, donde ronda los $7.500. Foto: Archivo/ MSP.

Un hombre de apellidos Sánchez Chavarría cayó en manos de la Policía como sospechoso de enviar repetidas cargas pequeñas de cocaína a Europa, ocultas en repuestos para motores.

Según la prueba recabada, Sánchez envió cocaína a Francia, Holanda y Bélgica.

En apariencia, conseguía repuestos de motores y los introducía en una caja, presuntamente ahí escondía la droga y luego hacía el envío por medio de aduanas.

Según un comunicado de prensa de la Fiscalía, en setiembre del 2019 la Policía de Francia detectó un paquete con más de dos kilos de cocaína. De inmediato, la autoridad de ese país giró una alerta a nuestras autoridades.

Tras la apertura de la investigación, la Policía Judicial decomisó otro paquete cuando iba a ser enviado a Holanda, con un kilo de droga.

De acuerdo con la evidencia decomisada por las autoridades, antes de que el sospechoso fuera detectado, había traficado droga siete veces, utilizando el mismo método.

Sánchez fue detenido por el OIJ el miércoles, luego de que la Fiscalía dirigiera un allanamiento en su casa, en Santa Bárbara de Heredia.

En ese allanamiento se decomisó otro embarque de cocaína que estaba listo y que pesó más de un kilo, así como otras evidencias que incriminan al sospechoso.

La Fiscalía investiga el asunto como tráfico internacional de drogas y por eso solicitó al Juzgado Penal de Heredia cuatro meses de prisión preventiva, medida cautelar que fue acogida por el Juez.

Sánchez quedó a la orden de Adaptación Social.