Carlos Láscarez S.. 19 julio

El allanamiento en una soda y a una casa en San Rafael Abajo de Desamparados le permitió a las autoridades policiales dar con el segundo mayor decomiso de droga LSD en el país desde 1990.

Las dosis de LSD estaban envueltas en papel de aluminio. Foto: Estupefacientes OIJ
Las dosis de LSD estaban envueltas en papel de aluminio. Foto: Estupefacientes OIJ

Se trata de 1.860 dosis de dietilamida de ácido lisérgico (LSD), una sustancia psicodélica y semisintética que provoca alucinaciones y una percepción distorsionada del tiempo.

Según las estadísticas divulgadas por el Instituto Costarricense Sobre Drogas (ICD),es el segundo mayor decomiso en Costa Rica en casi 30 años de registros, pues el más alto fue en el 2014, cuando se descubrieron 15.666 dosis.

La droga estaba en poder de un individuo de apellidos Rodríguez Arce, de 32 años, quien fue detenido como sospechoso de expender drogas en la soda de su propiedad y mediante el método exprés.

El sospechoso fue aprehendido cuando salía de su negocio en Desamparados. Foto: OIJ
El sospechoso fue aprehendido cuando salía de su negocio en Desamparados. Foto: OIJ

La detención la efectuaron agentes de la sección de Estupefacientes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) este jueves, en el momento en que este salía del negocio, situado en San Rafael Abajo de Desamparados.

La investigación contra Rodríguez, quien cuenta con antecedentes por los delitos de robo agravado e infracción a la ley de psicotrópicos, había iniciado en marzo anterior, luego de que se recibió información confidencial sobre el accionar de este.

Parte de las drogas decomisadas al sospechoso. Foto: OIJ
Parte de las drogas decomisadas al sospechoso. Foto: OIJ

Una vez que fue detenido, los agentes le allanaron el local y su casa de habitación.

En el operativo se decomisaron las dosis de LSD así como una bolsa plástica que contenía marihuana, un frasco de vidrio con aceite de marihuana, tres teléfonos celulares, capullos de droga tipo marihuana y 34 capsulas que contenían metanfetaminas (drogas sintéticas), indicó el OIJ.

Además, se le decomisó un automóvil sedán con el que al parecer efectuaba las entregas, una vez que era contactado vía telefónica, ¢58.500 y $843 en efectivo que se presume son producto de la venta de droga.

El sospechoso fue remitido a la Fiscalía donde iba a ser indagado.

En lo que llevamos del año, además de las 1.860 dosis de LSD encontradas este jueves, se contabilizan otras 197 unidades, incautadas entre enero y mayo, agregó Guillermo Araya, director del ICD.