Narcotráfico

Autoridades encuentran 360 paquetes de cocaína en el piso de un contenedor en Moín

El cargamento estaba destinado al puerto de Amberes, en Bélgica

Un total de 360 paquetes de aparente cocaína iban ocultos en el piso de un contenedor que iba a salir con producto fresco desde la Terminal de Contenedores de Moín, en Limón, hacia el puerto de Amberes, en la región de Flandes, en Bélgica. La Policía de Control de Drogas (PCD), en coordinación con el Centro de Información Remota (CIR), identificó el depósito sospechoso, ordenó su detención y en una requisa minuciosa identificó la carga ilícita.

El hallazgo se produjo este jueves 13 de enero, pero fue confirmado hasta este viernes por el Ministerio de Seguridad Pública en un comunicado de prensa. Las autoridades no precisaron qué tipo de carga fresca y legal iba hacia el Viejo Continente, empero, es muy frecuente que los grupos criminales aprovechen contenedores con frutas, pulpa, jugos o flores, para tratar de camuflar la droga, que se comercializa a precios mucho más caros fuera de América.

Los 360 paquetes, cada uno con un peso aproximado de un kilogramo, iban empacados en plástico negro y luego recubiertos con plástico transparente, para evitar que se pierda su contenido.

Este es el segundo decomiso de cocaína que se realiza en la provincia de Limón esta semana. El pasado martes 11 de enero el OIJ logró detener un camión con 120 kilos de cocaína que iban ocultos dentro de seis cilindros que simulaban ser motores eléctricos adheridos a equipo industrial, que saldrían por el muelle de APM Terminals, en Moín de Limón, hacia Canadá.

Dicho cargamento está valorado en unos $720.000 (aproximadamente ¢460 millones) en el mercado nacional, pero aumentaría en más de cinco veces su costo en mercados norteamericanos.