14 enero, 2007
Pantalla completa Reproducir
1 de 6

Pococí, Limón. Un matrimonio y sus dos hijos, de 6 y 14 años, murieron aplastados dentro del vehículo en el que viajaban, el cual fue prensado contra la parte trasera de un autobús por un tráiler cargado de arena.

El accidente se registró a las 8:20 a. m. a la entrada del puente sobre la quebrada González, en la carretera Braulio Carrillo.

Voceros policiales identificaron a las víctimas como Sonia Castillo Pérez, de 37 años, José Alfredo Quirós Solano, de 39, y los hijos de ambos, Kenneth José, de 14, y Steven José, de seis.

Todos fallecieron en forma instantánea, de acuerdo con reportes de la Cruz Roja.

Otras 24 personas, pasajeros de dos autobuses y un automóvil, resultaron golpeadas tras el choque múltiple que se produjo tras la primera colisión.

De ellas, solo cuatro fueron llevadas al hospital San Vicente de Paúl, Heredia, pero los dieron de alta poco después.

Quirós y Castillo eran maestros de la escuela Los Diamantes, del barrio La Emilia, de Guápiles, Pococí.

La familia se dirigía hacia Tres Ríos de La Unión, Cartago, para pasar el fin de semana en la casa de un familiar, afirmó Virgilio Castillo Sánchez, padre de la educadora fallecida.

“Yo venía en otro carro, más adelante, y en eso escuché un estruendo. Nos detuvimos, corrimos para ver qué pasaba y los vimos prensados. El accidente fue culpa de un tráiler que venía a gran velocidad”, comentó apesadumbrado.

Su versión fue confirmada por el director de la Policía del Tránsito local, Julio Duarte Vargas, quien aseguró que “hubo imprudencia y exceso de velocidad”.

Choque en serie. El accidente se registró a la entrada del puente sobre la quebrada González, donde dos autobuses y cuatro automóviles se detuvieron en una recta para dar paso a un camión que se dirigía hacia un puesto del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).

En ese momento, según testigos, apareció a gran velocidad un tráiler que transportaba unas 20 toneladas de arena. El aparato venía de Guápiles y no pudo frenar a tiempo y golpeó violentamente el vehículo de la familia.

El auto quedó incrustado debajo de la parte trasera de un autobús que presta el servicio entre Limón y San José.

La unidad del servicio público chocó a su vez contra la parte trasera de otro bus, y éste, contra un automóvil que también esperaba paso para continuar hacia la capital.

“El carro de esa familia quedó convertido en un acordeón, todos murieron en forma instantánea”, declaró el jefe policial.

El conductor del tráiler fue identificado como de apellido Vargas, de 21 años, soltero y vecino de San Antonio de El Tejar, Alajuela.

De acuerdo con registros policiales, entre el 2004 y el 2005 las autoridades le hicieron 21 multas por diversas infracciones.

Avanzada la tarde, Vargas permanecía a la orden de la Fiscalía acusado de cuatro homicidios culposos. No fue posible conocer si quedó preso o lo liberaron con medidas cautelares. Gabriela Gätjens C. y Francisco Ángulo Z. Corresponsales.