Sujeto que les adeudaba ¢38 millones denunció amenazas de muerte

Por: Hugo Solano C. 23 junio, 2015
Traslado de una de las sospechosas a la Fiscalía por parte de agentes del OIJ.
Traslado de una de las sospechosas a la Fiscalía por parte de agentes del OIJ.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Ciudad Neily realizaron tres allanamientos en Golfito y Coto Brus donde se detuvo a un médico, su compañera y una amiga de ambos por sospechas de extorsión.

Los hechos se iniciaron hace dos semanas cuando al parecer un hombre, de apellido Guerrero, quien tenía una deuda con el médico denunció que le hicieron amenazas de muerte por la deuda.

Según la investigación, Guerrero tuvo que entregar un vehículo que era de su propiedad como parte del pago, y un pariente suyo tuvo que firmar un pagaré por ¢50 millones.

La deuda es de ¢38 millones. Según la investigación el médico, de apellido Vargas, habría prestado el dinero a Guerrero a un interés de un 20% mensual.

Este martes se allanó la casa del médico donde se decomisó el pagaré de ¢50 millones así como otros documentos que, al parecer, corresponden a otras personas que han obtenido préstamos de este sujeto y otra evidencia importante.

En el Hospital de Golfito los agentes decomisaron documentos del médico relacionados con préstamos.
En el Hospital de Golfito los agentes decomisaron documentos del médico relacionados con préstamos.

En un locker del hospital donde trabaja Vargas se decomisaron varios expedientes con documentos de préstamos realizados.

También se allanó un consultorio que el sospechoso tiene en su vivienda, donde también se decomisó evidencia importante para el caso.

En la vivienda del sospechoso se detuvo a su pareja sentimental, de apellido Calderón, quien también es sospechosa de extorsión.

El médico junto con la otra mujer sospechosa, de apellido Orozco, fueron detenidos en San Vito de Coto Brus, cuando al parecer iban a negociar la deuda con el ofendido.

En este sitio se decomisó también el vehículo en el que viajaban ambos sospechosos, el cual era el que en días pasados había entregado Guerrero como parte del pago de la deuda.

Los tres sospechosos fueron remitidos al Ministerio Público.