Dos presos esperan ir a audiencia hoy en el Tribunal de Flagrancias de Goicoechea

Por: Carlos Arguedas C. 2 mayo, 2013

San José (Redacción). Ocho de los diez detenidos por el zafarrancho que se produjo ayer frente al edificio de la Asamblea Legislativa, al concluir la marcha de los trabajadores del 1° de mayo, fueron puestos en libertad la noche del miércoles.

A cinco implicados de apellidos Mesén, Corrales, Solano, Morera y Arias los pasaron al Juzgado Contravencional de San José, donde se les identificó y luego quedaron en libertad. Se exponen a sanciones de uno a 30 días de multa.

Otros dos de apellidos Bonilla y Romero, ambos estudiantes de la Universidad de Costa Rica (UCR), quedaron libres tras una resolución del Tribunal de Flagrancia de Goicoechea adoptada la noche del miércoles a las 10:30 p. m..

La medida la tomó el juez, David Hernández, luego de que la defensa de los imputados se acogió al plazo que otorga la ley, para preparar la defensa.

Ambos deben presentarse a una nueva audiencia el próximo 14 de mayo a las 5:30 p. m.

La Fiscala, Virginia Delgado les atribuyó el delito de resistencia agravada, que según los artículos 305 y 306 del Código Penal, puede ser castigo con cárcel de uno a cinco años.

Un menor de 17 años, también quedó en libertad aunque enfrenta un proceso por el delito de daños.

Por el momento permanecen detenidos otras dos personas de apellidos Boza, involucrado en el delito de agresión con arma, y Uzaga, por daños a la propiedad privada y resistencia a la autoridad.

Estos muchachos deberán acudir a audiencias hoy en el Tribunal de Flagrancias de Goicoechea.