Eillyn Jiménez B.. 28 noviembre, 2020

La Policía Judicial trabaja en establecer las causas que generaron el homicidio de una estudiante de 16 años, cuyo cuerpo apareció el 24 de octubre anterior dentro de un pozo de agua en playa Garza de Osa, Puntarenas.

Sin embargo, fue hasta el pasado 22 de noviembre que el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó de manera oficial que la fallecida era la adolescente, quien fue vista con vida por última vez el 17 de octubre.

Familiares y testigos aseguran que la muchacha abordó un bote junto con un hombre que para ellos es el principal sospechoso del crimen; empero, las autoridades no tienen detenidos y evitan dar detalles para no afectar la investigación.

En esta edición de Conversando sobre Sucesos, también hablamos acerca del abuso sexual que sufrió una joven de 20 años, de apellido Quirós, a unos 400 metros del Paseo Metrópoli, en Cartago.

(Video) Conversando sobre Sucesos: ¿Qué se sabe del crimen de una menor de 16 años en Osa?

Un individuo de apellidos Báez Moreno se entregó luego de que circularon varios videos y por ello el Juzgado Penal de Cartago le impuso tres meses de prisión preventiva mientras avanza la investigación en su contra.

La víctima fue auxiliada por un señor, quien escuchó sus gritos y se aproximó a ver lo que ocurría.

Finalmente, analizamos la situación de violencia que actualmente viven los pobladores de Puntarenas, donde los homicidios van en ascenso.

Esta semana, un joven de 20 años fue detenido como sospechoso de planear el asesinato de su madre, Yelba de los Ángeles Vega Mejía, para cobrar un plan de vida valorado en ¢1,1 millones.

Debido a esa situación, el muchacho descuenta tres meses de prisión preventiva, mientras que los dos autores materiales, ambos menores de edad, permanecen en arresto domiciliario.

Vea más: