Fernando Gutiérrez, Corresponsal GN. 3 junio

El Tribunal Penal Juvenil de Cartago rechazó este lunes el pedido del Ministerio Público de detener provisionalmente al alumno de noveno año del Colegio San Luis Gonzaga, quien había amenazado con realizar un tiroteo en ese centro de estudios.

El colegio San Luis Gonzaga se mantiene bajo vigilancia por parte de oficiales de la Fuerza Pública. Foto: Rafael Pacheco
El colegio San Luis Gonzaga se mantiene bajo vigilancia por parte de oficiales de la Fuerza Pública. Foto: Rafael Pacheco

El Tribunal, no avaló ninguna medida cautelar sobre el joven vecino de Agua Caliente, quien sigue suspendido por la dirección del colegio, pero a quien no se le expulsará, ya el reglamento no lo permite.

Mientras tanto, el estudiante de 14 años recibe sus materias en su casa, enviadas por sus profesores que no pueden negarle la materia.

Erick Calderón, director regional de la Fuerza Pública de Cartago, manifestó que se sigue manteniendo una vigilancia especial en la institución de educación secundaria.

El adolescente había sido detenido el 23 de abril anterior dentro de su casa en Agua Caliente de Cartago.

De acuerdo con el Ministerio Público, ese día se decomisó “evidencia electrónica tal como dispositivos de almacenamiento, un celular y una computadora; además de una libreta con apuntes de direcciones IP”.

La Policía Judicial recibió la denuncia el 17 de abril, luego de que circularan en redes sociales las amenazas realizadas en un video de YouTube (ya eliminadas).

Según capturas de pantalla, el muchacho advertía que quedaría en la historia de Costa Rica por disparar en un centro de estudios.

Las autoridades del Colegio de San Luis Gonzaga decidieron cuatro acciones contra el alumno de 14 años, pero entre estas no está la expulsión. Esa posibilidad está descartada.

En cambio, resolvieron rebajarle 45 puntos en la nota de conducta del primer trimestre, prohibirle la entrada al centro educativo durante 30 días pero facilitándole la materia para que le dé continuidad al curso lectivo desde su casa. La última es proporcionarle ayuda psicológica.