Hugo Solano C.. 13 octubre
Mientras la sentencia dictada este martes en Limón queda en firme, el sujeto permanecerá en prisión preventiva. Foto: Rafael Murillo
Mientras la sentencia dictada este martes en Limón queda en firme, el sujeto permanecerá en prisión preventiva. Foto: Rafael Murillo

Un sujeto de 32 años, apellidado Molina Mendoza, fue condenado a 72 años de cárcel por seis delitos de violación, en perjuicio de su esposa y de una hija menor de edad.

La sentencia fue dictada este martes por el Tribunal Penal Limón este martes.

De acuerdo con la Fiscalía, los hechos ocurrieron entre noviembre del 2018 y octubre de 2019, en la casa donde vivía la familia, en Limón.

El caso fue conocido por las autoridades judiciales, luego de que la niña contara lo ocurrido a sus docentes en la escuela, por lo que se alertó del caso a las autoridades.

Las agresiones sexuales en perjuicio de la menor ocurrieron cuando ella tenía 11 años.

La prueba aportada por la representación del Ministerio Público en el juicio acreditó los ultrajes contra la menor y también el hecho de que la esposa también era obligaba a mantener relaciones sexuales con él.

La mujer procreó seis hijos con el sujeto, los cuales aún son menores de edad.

Aunque la pena dictada por el Tribunal es de 72 años, se adecúa a 50 años, que es la máxima establecida en la legislación costarricense.

El artículo 158 del Código Penal dispone penas de seis a doce años cuando una violación es perpetrada por el encargado de la educación, guarda o custodia de la víctima. En este caso, se dictó el máximo por cada una de las seis violaciones acreditadas.

Mientras la sentencia adquiere firmeza, Molina cumplirá prisión preventiva.