Hugo Solano C.. 6 febrero
Al ser alertados de lo ocurrido, oficiales de la Policía de Control de Drogas constataron en el hotel capitalino que se trataba de cocaína. Foto: cortesía Fuerza Pública.
Al ser alertados de lo ocurrido, oficiales de la Policía de Control de Drogas constataron en el hotel capitalino que se trataba de cocaína. Foto: cortesía Fuerza Pública.

Tres oficiales de Fuerza Pública que intentaron robar un cargamento de droga en el hotel Talamanca, en la avenida segunda de San José, fueron condenados la noche del martes en el Tribunal Penal de San José.

A 10 años de cárcel fueron sentenciados Alfonso Gamboa Jiménez y Greivin Cortés Morales; mientras que Segundo Rodríguez Jiménez, quien laboraba como supervisor, recibió una condena de 12 años.

La prueba presentada por la Fiscalía Adjunta contra el Narcotráfico y Delitos Conexos permitió a los jueces dictar la sentencia condenatoria contra los tres policías, así como contra el hombre en cuya habitación se guardaba la droga, identificado como Daniel Adrián Alfaro Corrales, condenado a ocho años.

Los imputados fueron detenidos el 2 de febrero del año pasado, luego de que los tres policías ingresaran al hotel alegando que realizarían un trabajo en la habitación G7. Minutos después, los oficiales bajaron al primer piso con unas bolsas.

Durante el trayecto, una de las bolsas que cargaban se rompió y cayó al suelo un paquete rectangular que dejó en evidencia que eran drogas, por lo que dejaron la carga tirada y huyeron, para ser posteriormente detenidos.

Los datos aportados por la Fiscalía revelan que cuando los policías abandonaban el hotel, apareció Alfaro, quien al observar la situación decidió regresar a la habitación.

Oficiales antidrogas verificaron posteriormente que las bolsas llevaban 54 paquetes de cocaína. Además, en el cuarto donde se hospedaba Alfaro, los agentes judiciales decomisaron otros 19 paquetes con droga.

El Ministerio de Seguridad Pública informó que los tres policías fueron despedidos diez días después de su captura.

Todos estaban destacados en la delegación policial Merced, en el distrito Merced, San José. Cortés tenía casi cinco años de laborar en el Ministerio, Gamboa tenía siete y Rodríguez casi 10.

Mientras la sentencia adquiere firmeza, los cuatro hombres pasarán en prisión preventiva.