Carlos Arguedas C.. 2 marzo

Tribunal absuelve a jefa de seguridad del BCR de delitos de tráfico de influencias y condena a Miguel Muñoz Nanne

El Tribunal de Juicio de Goicoechea absolvió por certeza, este viernes por la tarde, a Monserrat Alfaro Valenciano, jefa de Seguridad del Banco de Costa Rica (BCR). La Fiscalía le imputaba dos delitos de tráfico de influencias y uno de cohecho propio.

Con esta resolución se puso fin a un proceso judicial abierto en el 2015, en el que se investigó un fraude acontecido entre los años 2012 y 2013, para el cual se usó al BCR, al Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) y a la Cooperativa Nacional de Educadores (Coopenae), en perjuicio de la Corporación Muñoz Nanne.

Precisamente, en este mismo juicio, se condenó al empresario Miguel Gerardo Muñoz Nanne a seis años de prisión, al señalarlo como responsable de un delito de uso de documento falso, cometido en forma paralela con el de explotación a persona adulta mayor.

Muñoz, quien permanece detenido, seguirá en la cárcel durante los próximos seis meses mientras el fallo adquiere firmeza. Los jueces estimaron que existe un evidente peligro de fuga, pues cuando lo arrestaron para someterlo a la justicia, en el 2015, estaba en el aeropuerto Juan Santamaría, próximo a abordar un avión con rumbo a Varsovia, capital de Polonia, donde radica su esposa.

El Tribunal, conformado por los jueces Sergio Quesada, José María Arguedas y Diego Espinoza, condenó a la parte querellante, en este caso la Corporación Muñoz Nanne, al pago de las costas del juicio en lo referente a Monserrat Alfaro.

El Tribunal integrado por Sergio Quesada, José María Arguedas y Diego Espinoza, condenó en costas a los querellantes en este proceso la Corporación Muñoz Nanne. Foto: Graciela Solís
El Tribunal integrado por Sergio Quesada, José María Arguedas y Diego Espinoza, condenó en costas a los querellantes en este proceso la Corporación Muñoz Nanne. Foto: Graciela Solís
Antecedente

Según la acusación presentada por el Ministerio Público, la jefa de Seguridad del BCR presuntamente consultó la cuenta bancaria de Miguel Muñoz en el Sistema Centralizado de Investigaciones Jurídicas del Banco (SICI) para conocer si había alguna gestión administrativa presentada por los hermanos Muñoz Nanne contra Miguel Gerardo.

Esa acción, de acuerdo con la Fiscalía, le permitió posteriormente al hombre obtener ilícitamente patrimonio de la familia Muñoz Nanne.

Asimismo, la Fiscalía señaló a Alfaro por supuestamente acrecentar de forma ilegítima su patrimonio a causa de "dádivas" que habría recibido de Miguel Muñoz por $38.322. Para tal efecto, habría abierto una cuenta de ahorro en dólares en el Banco Nacional.

Asimismo, se argumentó que el mismo día de la apertura, recibió la suma de $18.106, "correspondientes a las dádivas otorgadas por el acusado Muñoz Nanne, a cambio de los actos contrarios a sus deberes (...), que consistieron en influir sobre otros funcionarios bancarios para obtener información de las gestiones realizadas por los hermanos del acusado" ante el mismo Banco, con respecto a los dineros familiares.

Jueces desacreditan acusación

El juez José María Arguedas, al explicar las razones por las cuales absolvieron por certeza a Monserrat Alfaro, dijo que muchos de los hechos "no se ajustaban a lo que se acusó", como sucedió en el presunto tráfico de influencias.

"En cuanto a que Monserrat realizó intervenciones en unas causas administrativas (en el BCR) pese a que tenía la orden de que no debía intervenir, resulta que de la prueba se extrajo que (ella) nunca se atrevió a intervenir en estas causas administrativas", dijo.

También explicó que en la acusación se habló de una ventaja indebida por consultas hechas por Monserrat Alfaro a las cuentas de Miguel Gerardo Muñoz.

"Lo cierto es que en la prueba analizada no se deriva ningún provecho para Miguel Gerardo Muñoz (...). El Tribunal no encuentra en qué consistió esa posible ventaja. Otra situación es que esas consultas están muy alejadas (en tiempo) de todo el movimiento del dinero (...) que hicieron en el Banco Nacional al Banco de Costa Rica y (...) Coopenae. No se logra establecer una relación entre estas consultas y estos movimientos", detalló Arguedas.

Sobre un supuesto enriquecimiento ilícito –recalificado por el Tribunal a un cohecho propio por la apertura de la cuenta en la que recibió $38.322–, el juez Arguedas dijo que, según las pruebas que recibió en juicio, se logró verificar que ese dinero era el pago de honorarios a René Argeñal, compañero sentimental de Monserrat Alfaro, por su labor como notario público de los Muñoz Nanne.

Exige sanción a fiscal

Francisco Dall'Anesse Ruiz, defensor de Alfaro, luego de escuchar el fallo dijo que "la acusación contra Monserrat Alfaro ha sido calumniosa. Ha sido falsa, basada en hechos falsos. Ha sido una maniobra para afectar su reputación profesional, y ha sido absuelta por certeza de todos los cargos".

Asimismo, hizo un llamado al Ministerio Público para que actúe en contra del fiscal que inició la investigación de este asunto.

"Desde octubre del 2016 se denunció al fiscal que inició esta causa. El OIJ, en setiembre del año pasado, tiene acreditado que recibió de los querellantes un automóvil, que lo usa y que es una dádiva, según lo dice un informe del OIJ (...), y ese fiscal sigue sentado en una silla del Ministerio Público (...), nadie lo toca", afirmó.

Por su parte, Juan Antonio Mora, representante de la Corporación Muñoz Nanne, dijo que posiblemente impugnarán la sentencia.

"Habrá que analizar la sentencia integral para ver. Nos parece que hay un par de aspectos que son fácilmente apelables, pero hay que ver el fundamento (...) en cuanto a la condena; en costas también es apelable", concluyó.