Carlos Arguedas C.. 7 diciembre
En setiembre del año pasado, otro tribunal había condenado a os ahora absueltos a 12 años de prisión por narcotráfico. Foto archivo LN
En setiembre del año pasado, otro tribunal había condenado a os ahora absueltos a 12 años de prisión por narcotráfico. Foto archivo LN

El Tribunal de Juicio de Limón absolvió por duda del delito de narcotráfico a cinco miembros de una banda vinculada con Keylor Jacob Cole Kelly, conocido como Gato Cole.

El fallo lo emitieron los jueces Mario Piedra Díaz, Rafael Corea Chacón y Karen Parrales Ramírez la noche del 30 de noviembre. Dicha resolución fue confirmada este jueves por las oficinas de prensa del Poder Judicial y de la Fiscalía General de la República.

Los beneficiados con la sentencia son de apellidos Cole Clair (primo de Gato Cole), Green Parks, Mata Vílchez, Mora Vargas y González Presida. El Tribunal ordenó la libertad de los acusados si no tienen otro asunto pendiente.

Por este caso, el Ministerio Público había solicitado la absolutoria “ya que con la prueba presentada en el juicio no se pudo determinar con alto grado de probabilidad que esas personas fueron responsables de los delitos de posesión y almacenamiento de droga".

De acuerdo con el principio de objetividad que rige al Ministerio Público, la Fiscalía solicitó la absolutoria.

El abogado Eduardo Barboza Orias, uno de los defensores, se mostró satisfecho con la decisión del Tribunal, al tiempo que alegó que siempre sostuvo que no habían pruebas para imputarles el delito.

Esta es la segunda ocasión que estos cinco hombres son llevados a juicio por estos hechos. El primer debate se había realizado entre abril y setiembre del año pasado, cuando los condenaron a 12 años de prisión.

Sin embargo, esa pena fue anulada en julio pasado por el Tribunal de Apelación de Sentencia Penal de Goicoechea, que ordenó la realización de un nuevo debate.

Antecedente

La investigación que dio origen a este proceso penal arrancó el 19 de febrero del 2016, durante un operativo que se realizó en un predio (terreno con bodegas) en Los Cocos de Limón.

Allí decomisaron 200 kilos de marihuana, cinco pistolas, un fusil de asalto AR-15 y una subametralladora AK-47. También teléfonos celulares, teléfonos satelitales, GPS y 1.500 documentos.

Con las pruebas recabadas, la Fiscalía abrió dos procesos. Uno en el cual acusó a los miembros de la banda por tenencia, almacenamiento y transporte de marihuana y posesión de armas prohibidas.

Aparte, siguió otra causa contra Gato Cole por el delito de legitimación de capitales, que todavía está en proceso de investigación.

En el primer debate que fue anulado, el Ministerio Público argumentó que con la documentación recopilada en la acción policial se podían verificar los roles que los imputados desempeñaban en la organización.