Marco Marín.   30 octubre, 2018
Agentes de la Policía de Control de Drogas (PCD) hallaron 20 paquetes con el estupefaciente escondidos en la parte del cabezal llamada tornamesa, la cual acopla el cabezal con el remolque, durante una revisión de rutina. Foto: cortesía MSP

El conductor de un furgón que pretendía salir del país con 20 kilos de cocaína escondidos en el cabezal del vehículo, deberá purgar tres meses de prisión por orden del Juzgado Penal de Liberia.

La solicitud fue hecha por la Fiscalía Adjunta de esta ciudad este lunes. El chofer, de apellidos Díaz Rodríguez, de 29 años, fue arrestado el domingo en el puesto fronterizo de Peñas Blancas, en La Cruz, Guanacaste.

Agentes de la Policía de Control de Drogas (PCD) hallaron 20 paquetes con el estupefaciente escondidos en la parte del cabezal llamada tornamesa, la cual acopla el cabezal con el remolque, durante una revisión de rutina.

Las autoridades informaron que el chofer, de nacionalidad nicaragüense, cuenta con antecedentes por homicidio.

Díaz Rodríguez es investigado como sospechoso de violar el artículo 58 la ley 8204 sobre estupefacientes, y sustancias psicotrópicas.

La pena oscila entre 8 y 15 años de cárcel a quien comercie, distribuya o transporte drogas, sin autorización legal.

La investigación continúa en desarrollo bajo el expediente 18-002068-0396-PE.

Otro proceso

El domingo pasado, también en Peñas Blancas, fue incautado un camión cuando ingresaba de Nicaragua hacia Costa Rica, con $509.780 en el doble piso del camarote del furgón.

El vehículo venía de México con una carga de material de empaques tetra brik, y su destino era Costa Rica.

El conductor fue detenido por la PCD e identificado con el apellido García, un guatemalteco de 62 años sin antecedentes penales.

A García le confiscaron ¢45.000, $145, 270 lempiras, 150 quetzales y 10 córdobas.

Este martes, el Juzgado Penal de Liberia le impuso tres meses de prisión preventiva, mientras avanza el proceso por el delito de legitimación de capitales.