Eillyn Jiménez B.. 5 junio
Uno de los sospechosos fue detenido por el OIJ en Liberia. Foto: OIJ para LN
Uno de los sospechosos fue detenido por el OIJ en Liberia. Foto: OIJ para LN

Una investigación de la Policía Internacional (Interpol) en España permitió al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) identificar y aprehender a dos hombres que viven en Costa Rica como sospechosos del delito de difusión de pornografía infantil.

La Fiscalía precisó que a los individuos se les vincula con dos grupos de WhatsApp, en los cuales se compartían videos y fotografías de personas menores de edad realizando actos sexuales.

Según las autoridades, no está comprobado que ellos grabaran el material que intercambiaban desde sus números telefónicos mediante los chat de mensajería instantánea.

Tampoco se tiene claro si lucraban con el contenido que tenían en su poder, pues esto deberá determinarse en una investigación posterior del OIJ.

Wálter Espinoza, director de la Policía Judicial, precisó que este martes por la mañana se realizaron dos allanamientos, uno en El Roble de Alajuela y otro en Liberia, Guanacaste, donde se decomisaron celulares, memorias externas y computadoras portátiles.

"La investigación permitió establecer que habían dos sujetos que tuvieron contacto con la organización, que tenían acceso a imágenes relacionadas con pornografía infantil y, eventualmente, que tuvieron participación en el proceso de difusión", explicó Espinoza.

Los aprehendidos fueron identificados con los apellidos Bermúdez Fernández, de 20 años, y Cornavaca Billareina, de 36.

El primero es costarricense, oriundo en Alajuela y quien se dedicaba al mantenimiento de equipos (no se precisó de qué tipo). En tanto, el segundo es un nicaragüense con residencia en Costa Rica, vecino de Liberia, quien se reporta como vendedor de frutas.

"Ellos tenían enlace con un grupo que se detectó en España, recibían imágenes y las ponían en manos de terceros (...). Tenemos a ellos dos identificados, pero hay que seguir con el proceso de investigación para determinar quiénes eran los terceros", declaró Espinoza.

Durante la diligencia realizada en Liberia se pudo comprobar que Cornavaca tenía material de pornografía infantil.

"En el allanamiento de Liberia se hizo una apertura de material encontrado en el sitio. Cornavaca mantenía consigo material de esa naturaleza, cuya posesión y difusión es prohibida y de carácter delictivo", puntualizó Espinoza.

La pena establecida en la legislación costarricense por la difusión de pornografía es de uno a cuatro años de cárcel.

(Video) Ticos que difundían pornografía infantil en España detenidos gracias a una alerta de Interpo

Por su parte, la fiscala subrogante, Ileana Mora Muñoz, detalló que los sujetos no tienen ninguna relación entre sí y que ellos no quedaron detenidos porque el objetivo de los allanamientos era decomisar evidencias.

La Unidad Operativa del Ministerio Público informó de que antes de solicitar cualquier medida cautelar para mantener a los sospechosos vinculados con el proceso penal, es necesario acreditar que desde sus teléfonos se enviaba material ilícito.

El decomiso de evidencias será incorporado al expediente 18-004486-0042-PE.

Información actualizada a las 3:25 p. m. con más datos del OIJ y de la FIscalía.