Hecho sucedió en agosto del 2012 en Pococí

Por: Carlos Arguedas C. 21 junio, 2013

San José (Redacción). El Tribunal de Juicio de Pococí, Limón, condenó la noche del jueves a un individuo de apellidos Hernández Ramírez a descontar 13 años de prisión, al encontrarlo responsable del delito de intento de homicidio.

El hecho que se juzgó sucedió durante el mes de agosto del 2012 en Guápiles, en el cantón de Pococí, Limón.

La sentencia la dictó el Tribunal de Juicio de Pococí el jueves en la noche. | REINER MONTERO
La sentencia la dictó el Tribunal de Juicio de Pococí el jueves en la noche. | REINER MONTERO

Durante el debate se demostró que el sentenciado se encontraba en un bar en barrio Toro Amarillo (de Guápiles) ingiriendo licor cuando llegó la víctima un hombre de apellido Aguilar, de 24 años, con quien entabló conversación. Luego de compartir los dos hombres se fueron para el apartamento de Hernández, situado en barrio Sinaí, también en Guápiles.

El afectado relató durante el debate, alrededor de las 2 a. m. cuando se encontraba viendo televisión, Hernández lo golpeó con un tubo metálico por la espalda y ras forcejear, Hernández lo hizo sacado por una ventana del apartamento. Cayó en un corredor y cuando estaba en el suelo Hernández le causó una herida en el cuello.

Según la declaración de Aguilar, en ese momento se hizo el muerto, momento en que Hernández le sacó la billetera de la bolsa del pantalón.

Aguilar quien tenía escondido un teléfono celular llamó a un amigo a quien contó lo sucedido. Esta persona llegó al apartamento con la Fuerza Pública y dieron ayuda a Aguilar.

Para los juez, Alejandro Vargas, Emerson Garita y Alexánder Porras quien presidió tras analizar las pruebas no les quedó duda para acreditar que Hernández el único interés que tenía era asaltar a Aguilar, para lo cual le produjo una herida y que la intención era matarlo.

Etiquetado como: