Judiciales

Sospechosos de asesinar a chancero para robarle caen dos años después del crimen

A los sujetos se les vincula con el homicidio de un vendedor, ocurrido en el 2019 en Tibás.

Tras una investigación de dos años, las autoridades judiciales capturaron este lunes a los presuntos involucrados en el homicidio de un vendedor de lotería, ultimado en julio del 2019 en Tibás.

Las detenciones de dos hombres de apellidos Jinesta Mancilla y Barrantes Araya (ambos de 30 años); y una mujer de 32 años, identificada como Rojas Segura; se lograron luego de varios allanamientos en Aserrí, Barrio México, Purral de Goicoechea y Acosta, en San José.

Un cuarto sospechoso, Vega Ugalde, de 28 años, se encontraba recluido en un centro penitenciario en Alajuela por otro delito, por lo que de ahí fue trasladado junto a los demás hacia el Ministerio Público.

Según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) a ellos se les relaciona con el crimen de Manuel Pérez Ramírez, de 53 años, quien era chancero en el cantón tibaseño.

Los hechos ocurrieron el 25 de julio de 2019 en San Juan de Tibás, donde en apariencia el ahora fallecido iba de camino a un puesto de lotería a cambiar un premio, momento donde fue interceptado por dos sujetos.

El atraco se dio 125 metros al oeste del salón parroquial, lugar donde uno de los sospechosos sacó un revólver y le disparó en cuatro ocasiones a Pérez, impactándolo en espalda y tórax, según confirmó el analista criminal del OIJ, José Eduardo Flores en aquella ocasión.

El hombre, con 30 años de vender pedacitos de lotería en la zona y a quien nunca habían asaltado, murió en el sitio.

Posteriormente, los implicados huyeron en un carro que se encontraba estacionado muy cerca.

De acuerdo con el jefe de la Sección de Homicidios del OIJ, David Corrales, el vehículo fue abandonado por una pareja el mismo día del crimen en San Antonio de Alajuelita. Los sospechosos fueron captados cuando bajaban a pie de la zona.

Además del aparente homicidio calificado y robo agravado, los detenidos también serán pasados al Ministerio Público por simulación de delito, pues en esos mismos días habían denunciado el carro como robado.

A la mujer se le imputará como sospechosa de favorecimiento real, ya que en apariencia colaboró con los sujetos al ocultar el vehículo y simular la sustracción.

En las incursiones policiales de este lunes los agentes decomisaron varios indicios que podrían estar relacionados con el caso, pero no trascendieron detalles.

Los detenidos quedaron en manos del Ministerio Público para determinar su situación jurídica.