Yeryis Salas. 15 agosto
El sospechoso ingresó a las 8:02 a. m. a los Tribunales de Pococí. Foto: Reiner Montero.
El sospechoso ingresó a las 8:02 a. m. a los Tribunales de Pococí. Foto: Reiner Montero.

El Juzgado Penal de Pococí impuso este miércoles seis meses de prisión preventiva contra el sospechoso de asesinar a la turista española Arancha Gutiérrez López, el pasado 4 de agosto en Tortuguero.

El presunto asesino, de apellidos Díaz Hawkings, ingresó a las 8:02 a. m. a los Tribunales de la zona y a las 11:25 a.m. dictó la decisión el juez Ricardo Valverde.

La orden se tomó después de que este lunes el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) hallara saliva del sospechoso en el cuerpo de la víctima. También se ubicaron rastros de piel debajo de las uñas de la fallecida compatibles con el ADN de este hombre.

“Esas muestras generalmente obedecen a factores relacionados con defensa de la persona que es sometida a algún tipo de ataque. Además, en el imputado habíamos localizado algunos rasguños, ese es el segundo factor de comparación y tenemos pendiente realizar otros análisis y cotejarlo con las muestras”, afirmó Wálter Espinoza, director del OIJ, después de encontradas las pruebas.

De esta forma la Fiscalía desiste de la audiencia de apelación, programa para este jueves, contra la liberación sin medidas cautelares de Díaz por parte del Juzgado Penal el 6 de agosto.

Sobre este caso, el representante legal Daniel Soley, manifestó este miércoles que la prisión preventiva dictada contra el imputado Díaz Hawkings, se basó en los nuevos elementos probatorios aportados al expediente, el grado de probabilidad y los peligros procesales existentes.

“Este caso apenas comienza y la familia de la víctima Arancha Gutiérrez López está informada del avance de la investigación y en permanente comunicación conmigo. Agradecen el empeño de las autoridades judiciales para garantizar que se haga justicia pronta y cumplida, y que no se descanse hasta lograrlo”, manifestó Soley.

El caso

El 4 de agosto Gutiérrez López, de 31 años, fue hallada sin vida a las 7:30 a. m. en un camino cercano al hotel donde se hospedaba, con signos de estrangulación.

Horas después fue arrestado Díaz, único sospechoso del delito, con base en la versión de lugareños que el día antes lo vieron conversando con la española.

El OIJ consideró que el asesinato fue motivado por un crimen sexual.

Dos días después, el Juzgado Penal rechazó por falta de pruebas la solicitud de la Fiscalía de prisión preventiva en contra del sujeto, de nacionalidad nicaragüense, quien permaneció preso por razones migratorias.

Díaz iba a permanecer 30 días bajó las órdenes de Migración y Extranjería, mientras se tramitaba su deportación, pero las coincidencias entre su ADN y la saliva encontrada en los senos de la víctima motivaron la orden de seis meses de prisión preventiva.

**En esta nota colaboró el corresponsal Reiner Montero.