Carlos Láscarez S..   15 octubre

El sacerdote Alonso Azofeifa Ulate, párroco en la iglesia San Rafael Arcángel, en Heredia, fue separado de su cargo este martes por dos presuntos abusos sexuales contra persona mayor de edad, confirmó la Arquidiócesis de San José, mediante su cuenta de Facebook.

Iglesia de San Rafael de Heredia, vistas internas y externas del edificio que sera restaurado proximamente por la oficina de patrimonio nacional//Carlos Borbon

“He informado al sacerdote Alonso Azofeifa Ulate sobre dos denuncias en su contra por infracción al sexto mandamiento (No cometerás actos impuros) con persona mayor de edad y otros hechos graves.

"Junto con el obispo auxiliar, monseñor Daniel Francisco Blanco y en atención a la verdad y la justicia, decidí que mientras se realiza la investigación canónica remover al presbítero Azofeifa del oficio de párroco”, manifestó el arzobispo José Rafael Quirós.

Agrega que “estando en desarrollo el proceso de indagación, con el fin de asegurar el esclarecimiento de la verdad, la Curia Metropolitana no brindará más informaciones”.

El sacerdote separado llevaba dos años en San Rafael de Heredia y es capellán de la Fuerza Pública.

Tras la separación de Azofeifa, de 58 años y oriundo de Santo Domingo de Heredia, el arzobispo nombró como administrador parroquial a Marvin Danilo Benavides Campos.

Otro cura investigado

En febrero pasado, el sacerdote Manuel Antonio Guevara Fonseca, fue removido de la parroquia de Santo Domingo de Heredia por denuncias de abuso sexual.

Aunque fue detenido el 28 de febrero, fue liberado el pasado 1.° de marzo y deberá firmar una vez al mes, según definió el Juzgado Penal del II Circuito Judicial de San José.

El Juzgado ordenó a Guevara, de 52 años, mantener su domicilio en Heredia. Además, le prohibió agredir, amenazar, perturbar o contactar al ofendido y no acercarse a una distancia de menos de 500 metros de la víctima.

La Fiscalía pidió impedimento de salida del país contra el cura, pero el Juzgado no acogió la solicitud.

La investigación se tramita dentro del expediente 19-000569-0175-PE, abierto el lunes 25 de febrero tras denuncia interpuesta contra de Guevara por abuso sexual contra un joven menor de edad.

La arquidiócesis de San José lo cesó temporalmente, mientras se resuelve una queja canónica de la misma persona que lo denunció ante la Fiscalía. Sin embargo, Guevara seguirá ligado a la Iglesia Católica hasta que el Vaticano resuelva lo contrario.

De acuerdo con el artículo 31 del Código Procesal Penal, cuando las víctimas de delitos sexuales son menores de edad, los hechos prescriben 10 años después de que cumplan 18 años.