Por: Carlos Arguedas C..   18 julio
La magistrada Doris Arias Madrigal dijo que presentó este miércoles a las 4 a. m. al Juzgado Contencioso para presentar la acción judicial. Foto de Francisco Rodríguez.

La presidenta de la Sala Tercera, Doris Arias Madrigal, anunció este miércoles en la tarde que en noviembre próximo se acogerá a la jubilación, una vez que termine el periodo para el cual fue nombrada.

La declaración la hizo poco después de que trascendiera que el Juzgado Contencioso Administrativo y Civil de Hacienda, en un lapso de tres horas, acogió una solicitud de la alta jueza para que se suspendiera la sanción de dos meses sin salario que el lunes anterior le impuso la Corte Plena.

La decisión la adoptó el juez Alcevith Godínez Prado a las 7 a. m. luego de conocer una gestión presentada por Arias a las 4 a. m., hora a la que acudió a ese despacho, según lo admitió ella en el programa de radio La Lupa.

Ver más!

Al mediodía, la magistrada alegó en el medio radiofónico que todavía no había sido notificada del fallo; sin embargo, la noticia trascendió entre las autoridades judiciales desde las 10:30 a. m. Arias confirmó que la recibió a la 1:30 p. m. en la oficina de su hermana Alejandra Arias, que es su abogada.

En la solicitud, Arias argumentó que, en su criterio, “se habían cometido violaciones al debido proceso fundamentalmente porque la Corte nos notifica primero una resolución (con una carta de amonestación) y después otra (suspensión por dos meses del puesto). Lo que suspende es la aplicación de la sanción”.

La alta jueza dijo que luego de ser aceptada su gestión, ahora tiene un plazo de 15 días para presentar el alegato formal contra lo resuelto por la Corte Plena y, una vez que el juzgado lo reciba, tiene que dar audiencia a todas las partes interesadas. Ese proceso tarda varios meses.

La magistrada Doris Arias fue suspendida por un lapso de dos meses junto a María Elena Gómez Cortés, Carlos Chinchilla Sandí y Jesús Ramírez Quirós, todos miembros de la Sala III, por desestimar en febrero del 2017 una causa contra los entonces diputados Otto Guevara y Víctor Morales Zapata por supuesto tráfico de influencias, en relación con el empresario del cemento chino, Juan Carlos Bolaños.

En esa época, los integrantes de la Sala Tercera acogieron la recomendación de desestimación que envió la entonces fiscala subrogante Berenice Smith. Esta última también fue sancionada en un proceso que se le siguió por aparte. En la desestimación participó el entonces magistrado Celso Gamboa, quien fue destituido hace unos meses.

Esta mañana, Doris Arias y María Elena Gómez enviaron un comunicado de prensa para dar a conocer los razonamientos para acoger la desestimación de la causa contra los entonces legisladores.

Según ellas, se trataba de hechos atípicos. Rechazaron además que mediara algún interés político o de otra naturaleza.

Inicialmente, los cuatro altos jueces recibieron una amonestación escrita; sin embargo, luego de revisar la votación y recibir fuertes críticas, los miembros de Corte Plena endurecieron el castigo.

Retiro planeado

En cuanto al retiro de su cargo, Doris Arias Madrigal dijo que será efectivo a partir de noviembre, cuando vence su nombramiento de ocho años como magistrada propietaria; y agregó que no va a postularse para una reelección por otro periodo similar.

“En enero de este año me reuní con mi equipo de trabajo y en ese momento hablamos de un plan de retiro (...) cuando se venza el término del nombramiento”, explicó.

La presidenta de la Sala Tercera dijo que esta semana loboró de manera normal el lunes y martes y que pidió vacaciones el resto de los días para atender el tema de la sanción. Se reitegra a laborar el próximo lunes.

Consultada sobre cómo será la relación con los compañeros despues de que algunos de ellos votaron por castigarla con dos meses de suspensión dijo: "Yo soy jurista y entiendo que enfrento un proceso. Existen reglas y frente a esas reglas ellos están haciendo su función y yo la mía (...) no tendría ningún problema. No tengo de qué avergonzarme tampoco.

“He tenido una carrera recta, no me parece justo lo que ha ocurrido y termino por decir que aquí ha habido cosas extrañas. Soy una persona ética (...) me ha costado mucho llegar a donde estoy para que en un determinado momento se diga: ahora tiene que salir corriendo por la puerta de atrás. Eso jamás”, declaró.

Mientras tanto, María Elena Gómez manifestó que igualmente en noviembre del 2020 tampoco presentará su nombre a una reelección como magistrada suplente. Fue electa en noviembre del 2016 por un lapso de cuatro años.

“Esta es mi última elección. Es una decisión que tomé desde el momento en que concursé para este nuevo período de cuatro años”, afirmó.

Gómez dijo que va a esperar la notificación del castigo dispuesto por la Corte Plena para tomar las acciones correspondientes.

“Claro que no voy a permanecer tranquila, pero primero tengo que ver cuáles son los fundamentos de la resolución (...) mi conducta ha sido apegada a la ley, la ética y los valores mas grandes de la institución en mis 36 años de servicio”, concluyó la magistrada suplente.