Vanessa Loaiza N.. Hace 2 días
El vehículo que conducía Dávila quedó destrozado producto del fuerte impacto. Foto: Bomberos.
El vehículo que conducía Dávila quedó destrozado producto del fuerte impacto. Foto: Bomberos.

El conductor de un vehículo pick-up involucrado en el accidente en el que fallecieron dos turistas estadounidenses y el costarricense que los llevaba al aeropuerto, en Curubandé de Liberia, Guanacaste, cumplirá con medidas cautelares distintas a la prisión preventiva.

Aunque la Fiscalía Adjunta de Liberia solicitó prisión preventiva contra el imputado de apellido Dávila Corea, el Juzgado Penal de la zona rechazó la solicitud.

En su lugar, el joven tiene prohibido conducir cualquier tipo de automotor y se le prohibió salir del país, según confirmó la oficina de prensa del Ministerio Público.

Lo resuelto por el Juzgado ya fue apelado por la Fiscalía y ahora está pendiente que se defina la fecha para la nueva audiencia de revisión.

Los hechos por los cuales Dávila cumple medidas cautelares ocurrieron este lunes por la madrugada a las 4:28 a. m., poco antes de la entrada a Colorado, en Curubandé de Liberia, sobre la Interamericana Norte.

Ese día, el joven conducía un pick-up rojo que chocó violentamente contra la microbús en la que viajaban Enisha Roberson, de 38 años, su esposo Schawn Roberson, de 54 años, y el hijo de seis; así como el conductor costarricense Allan Gerardo Leiva, de 40.

La mujer, el menor de edad y el tico fallecieron en el sitio. En tanto, el único sobreviviente, Schawn Roberson, fue dado de alta este martes.

La colisión frontal ocurrió cuando las víctimas iban de norte a sur (La Cruz- aeropuerto de Liberia) y el imputado conducía el pick-up en sentido en sentido contrario.

Según los primeros detalles de la investigación, el sospechoso habría invadido el carril de los ofendidos.

La Fiscalía Adjunta de Liberia confirmó que al imputado se le practicó la prueba de alcohol en sangre en el hospital de la zona; sin embargo, el resultado de las muestras no trascendió.