Carlos Arguedas C.. 10 febrero, 2018

Una fuerte pugna se generó por la posible alteración de un video aportado por Danny Hernández Fernández, alias Ratón, como prueba de descargo en un juicio en que se le juzga por dos homicidios calificados.

Danny Hernández, de espalda y custodiado por agentes del OIJ está detenido desde junio del 2016. Foto de Alonso Tenorio
Danny Hernández, de espalda y custodiado por agentes del OIJ está detenido desde junio del 2016. Foto de Alonso Tenorio

La grabación, hecha con una cámara familiar, muestra a Hernández, señalado por el Ministerio Público como líder de una organización delictiva de Limón, con su familia disfrutando en playa Avellanas, en Guanacaste. Esa grabación fue hecha el 16 de junio del 2015, según el registro del aparato electrónico.

Sin embargo, un testigo había relatado en el debate, que el mismo día de la grabación Hernández, junto con otros cómplices, viajaba en un vehículo en barrio Pacuare de Limón.

Desde ese automóvil, agrega el testigo, Hernández habría participado en una balacera contra un grupo de personas que estaban en una fiesta. En esa ocasión dos hombres murieron por las heridas de bala.

Además de Ratón, otros dos sujetos son enjuiciados por este caso.

Para contrarrestar la prueba del video, el Ministerio Público aportó en la audiencia del jueves anterior varias certificaciones detallando que cuatro canciones que se escuchan en el grabación fueron lanzadas meses después de junio del 2015.

El fiscal Julio Campos dijo que eso pone en duda la autenticidad del video, el cual, en su criterio, pudo ser filmado en fechas posteriores al día del ataque a balazos.

Un análisis forense del Departamento de Audiovisuales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) determinó que no se podía certificar que la fecha de la grabación era la correcta, pues el tipo de cámara que se usó permite la manipulación de la fecha de creación.

El defensor de Hernández, Israel Jaén, acusó a la Fiscalía de obligar al Tribunal de Juicio de Limón (que dirige el debate) a tener que ampliar el proceso de investigación, en una etapa en la cual no se recibe prueba nueva. Asimismo, hizo ver que es normal que antes de que salga alguna nueva canción, "se filtren versiones pirateadas".

Por su parte, Roberto Price y Alan Jiménez, defensores de Louige Scott Simpson y Divan Michell Bustos (otros dos acusados en los asesinatos), alegaron que la documentación aportada el jueves por el Ministerio Público carece de legitimidad, pues no se trata de certificaciones de las casas disqueras o de los productores.

"Muy astuto lo que ha presentado el Ministerio Público, que una canción se lanzó en enero del 2016, pero nadie certifica que esa es la canción que dice el Ministerio Público", advirtió Jiménez.

El tribunal que dirige el debate esta integrado por los jueces Rosemary Araya, Cristhian Espinoza y Henry Segura. Foto de Alonso Tenorio
El tribunal que dirige el debate esta integrado por los jueces Rosemary Araya, Cristhian Espinoza y Henry Segura. Foto de Alonso Tenorio

El tribunal, integrado por Henry Segura, quien preside, Christian Espinoza, y Rosemary Araya, aceptó la documentación aportada por la Fiscalía como prueba para resolver y dejó la discusión del tema para la etapa de conclusiones.

Caso que juzgan

En este juicio se juzga a Hernández, Scott y Michell por los asesinatos a balazos de Álvaro Ramírez Ugalde, de 25 años y Shadid Jalell Hudson Linton, de 18.

El primero falleció el día del ataque, el 16 de junio del 2015, en Pacuare Nuevo de Limón. El segundo murió el 23 de junio en el Hospital Calderón Guardia, en San José, a donde había sido trasladado, debido a su gravedad.

La agresión se dio cuando los fallecidos, junto con otros amigos, realizaban una parrillada en vía pública. En determinado momento, llegó un vehículo del cual bajaron dos individuos y comenzaron a disparar.

Uno de las personas que estuvo en el lugar y resultó ileso, Maikel Boxx Luna, dijo en una declaración anticipada que fue incorporada al proceso el pasado 8 de enero, que ese día pudo reconocer a los responsables del ataque, pues se encontraba a corta distancia del lugar y vio a Danny Hernández, que ocupaba el asiento del acompañante.

Este juicio seguirá el próximo 19 de febrero, posiblemente con la etapa de conclusiones.