Carlos Arguedas C.. 17 febrero
 Róger Mata (der) director del despacho de la presidencia de la Corte se encargó de presentar el informe sobre el salario único a la Corte Plena. A la izq. lo escucha Fernando Cruz. Foto de Jorge Castillo
Róger Mata (der) director del despacho de la presidencia de la Corte se encargó de presentar el informe sobre el salario único a la Corte Plena. A la izq. lo escucha Fernando Cruz. Foto de Jorge Castillo

Implementar el salario global en el Poder Judicial podría significar, en los primeros años, erogaciones adicionales que oscilen entre ¢5.444 millones y ¢1.477 millones anuales, según la cantidad de empleados que se incorporen a este nuevo modelo de pago.

Estos escenarios financieros están incluidos en un informe sobre el impacto que tendría el sistema de pago que debe regir en el sector público de acuerdo con la reforma fiscal o ley 9635, que fue presentado este lunes a los magistrados que integran la Corte Plena.

Por ejemplo, si el modelo se implementa para el 47% de los empleados, es decir los 6.098 empleados que tienen entre cero y 10 años de laborar en el Poder Judicial, el salario global, conformado por un salario base y 10 anualidades significaría una erogación adicional en el presupuesto de ¢5.444 millones anuales.

En cambio, si se aplica a los servidores de cero a nueve años (con salario base y nueve anualidades), el monto adicional anual a pagar sería de ¢4.436 millones. En este rango estarían 5.341 personas que representan el 41,3% de la población laboral judicial, precisa el estudio elaborado por una comisión judicial.

Asimismo, los datos precisaron de que si el salario global se otorgara a los servidores de cero a cinco años (salario base y cinco anualidades), rango en el cual se encuentran 3.239 personas, (25% de los trabajadores), el incremento anual será de ¢1.477 millones.

Róger Mata Brenes, director del despacho de la Presidencia de la Corte, y quien se encargó de presentar el informe, dijo que este es un análisis del impacto del nuevo modelo salarial en el presupuesto institucional, al tiempo que advirtió que será la Corte Plena la que decida cuál es el porcentaje de trabajadores más conveniente al que se le aplicaría.

Agregó que por el momento, no existe una ley que regule el modelo a seguir, aunque mencionó que el Gobierno había anunciado que en las próximas semanas presentará un proyecto de salario global.

Mata mencionó que otras instituciones como la Contraloría General de la República, el Banco Central de Costa Rica (BBCR) y el Banco de Costa Rica (BCR) han aplicado el sistema con variaciones. “No existe un modelo para la definición de salario único” recalcó.

Señaló que uno de los inconvenientes de este método es que pueden existir dos trabajadores con las mismas funciones pero con diferente salario.

“La idea de implementar el salario global es contener el gasto, es decir frenar el crecimiento exponencial de los salarios. Un ahorro se vislumbra en el largo plazo”, aclaró Mata.

La magistrada Roxana Chacón, de la Sala Segunda, dijo que por lo investigado “el salario global tiene una particularidad y es que cada institución puede definir cuántas anualidades se van incluir en ese modelo (...).

"Todos quisiéramos que la planilla del Poder Judicial pudiera estar en el salario único para generar un ahorro mas considerable, pero todos sabemos que este modelo no genera ahorros instantáneos, sino que será en término de unos 15 años”.

Al respecto, “el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Fernando Cruz Castro, manifestó que el trabajo de evaluar y reajustar el modelo salarial del Poder Judicial evidencia la voluntad de la Corte por contribuir con la situación fiscal del país, en un esfuerzo por armonizar la independencia judicial y las remuneraciones en este Poder de la República, complejo en su estructura salarial por la diversidad de los grupos ocupacionales”, agrega un comunicado de prensa.

La Corte Plena había creado esta comisión en setiembre del año pasado con la finalidad de determinar cuál era la mejor forma de migrar al salario único para cumplir con lo dispuesto en la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Publicas (9635).

La planilla actual del Poder Judicial es de 12.909 empleados distribuidos en los ámbitos jurisdiccional, Fiscalía, Defensa Pública, Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y los administrativos.

Los magistrados, luego de escuchar el informe, determinaron seguir adelante con los estudios con la idea de definir la metodología.

Entre los aspectos que deben resolverse es si el salario global se utilizará solo para los empleados nuevos o también para los antiguos. Si determinan que se incluyan a estos últimos, se tendría que establecer con cuántos años de servicio.