Eillyn Jiménez B.. 10 enero
La sentencia contra Manuel Aguilar Quirós fue dictada este miércoles por el Tribunal Penal de Pavas. Foto: Eyleen Vargas/Archivo

Un peluquero, que estuvo en fuga durante 10 años, fue condenado a prisión por violar y abusar sexualmente de un sobrino-nieto.

Así lo dio a conocer la Fiscalía de Pavas este jueves por la tarde, luego de que el Tribunal Penal de la zona sentenciara a Manuel Aguilar Quirós a 22 años de cárcel el miércoles.

De acuerdo con las autoridades, los hechos investigados ocurrieron entre el 2004 y 2006 en Los Anonos de Escazú, San José, donde el imputado vivía en el segundo piso de una propiedad en la que también habitaba la víctima.

“La prueba presentada reveló que el menor, quien tenía seis años cuando empezaron los abusos, cambió de comportamiento en su casa y escuela.

"Luego le comentó a su mamá lo que había sufrido, por lo que la familia procedió a interponer la denuncia”, detalló el Ministerio Público en un comunicado de prensa.

Tras la investigación del caso, el 21 de diciembre del 2007 la Fiscalía acusó a Aguilar de un delito de violación y cuatro abusos sexuales y procedió a solicitar el auto de apertura a juicio.

Sin embargo, el 15 de mayo del 2008 se le convocó a la audiencia preliminar y, ese mismo día, se decretó la rebeldía al imputado, pues no se presentó.

Fue hasta el 2 de noviembre del 2018 que el hombre, actualmente de 56 años, fue detenido en la casa de su mamá, en San Sebastián, y puesto a las órdenes de las autoridades.

El hombre permanecerá en prisión por los próximos seis meses, mientras la sentencia queda en firme.

Esta investigación, en la que se comprobó que el acusado aprovechaba su parentesco familiar para cometer los ilícitos, se siguió bajo el expediente 06-000476-0609-PE.