Hugo Solano C.. 15 octubre
Tribunal Penal de Cartago. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN
Tribunal Penal de Cartago. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN

Un hombre de apellidos Bogantes Pérez, de 41 años, deberá descontar ocho años de prisión por abusos deshonestos contra una menor de 14 años.

Los hechos ocurrieron en el 2018, cuando según la investigación de la Fiscalía el imputado aprovechó ser el pastor de la iglesia a la que asistía la víctima, para contactarla por mensajes de texto.

Según el Tribunal Penal de Cartago, el sujeto fue hallado responsable de cometer dos delitos de abuso sexual, razón por la cual le dictaron cuatro años por cada uno.

La sentencia fue impuesta por el Tribunal Penal de Cartago este miércoles.

Bogantes aprovechó que se había ganado la confianza de la ofendida y consiguió que accediera a encontrarse con él en lugares de Paraíso, donde abusó sexualmente de ella.

Cuando la víctima le comentó a su hermana la situación, procedieron a interponer la denuncia ante la instancia judicial correspondiente.

El artículo 161 del Código Penal dispone que comete abuso sexual la persona que “de manera abusiva realice actos con fines sexuales contra una persona menor de edad o incapaz o la obligue a realizarlos”.

Se castiga con penas de hasta 10 años si la persona ofendida tiene menos de 15 años, o si ocurrió aprovechándose de una relación de confianza.

El sentenciado es oriundo de Cartago, vivía en Llanos de Santa Lucía, es casado y padre de tres hijos.

En un caso similar ocurrido en esa misma provincia, se condenó en el 2019 a un pastor evangélico de apellidos Chacón Leandro, a 14 años de prisión.

Al sujeto se le atribuyeron dos delitos en perjuicio de una niña que es nieta de su esposa, sin embargo el caso todavía está en fase de apelación porque el defensor de Chacón atribuyó la condena a presión mediática.

Sin embargo, el Tribunal de Apelación anuló la sentencia posteriormente y declaró la absolutoria del acusado, razón por la cual ahora la Fiscalía trata de revertir esa absolutoria para que el caso no quede impune.