Eillyn Jiménez B..   9 abril
Ver más!

Un padre y su hijo fueron detenidos como sospechosos de retener y agredir a cuatro funcionarios de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL) el pasado lunes 1.° de febrero en Concepción de Alajuelita, San José.

Ese día, los trabajadores llegaron a un callejón (una servidumbre de paso) para revisar unos medidores, debido a que estaban investigando un aparente hurto de electricidad en la zona.

Según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), cuando los colaboradores de la CNFL llegaron a las afueras de uno de los inmuebles, fueron interceptados por dos sujetos, quienes, al parecer, les ordenaron entrar y luego cerraron el portón.

“Los sospechosos privaron de libertad a los funcionarios, quienes recibieron golpes e incluso fueron atacados por un perro de una raza peligrosa, posteriormente, para dejarlos salir, los obligaron a firmar un documento de que los daños que se habían ocasionado en la propiedad eran su responsabilidad”, explicó la Policía Judicial por medio de su oficina de prensa este viernes.

Trascendió que debido a los golpes y mordeduras, los cuatro funcionarios públicos fueron llevados a un centro médico para su valoración e incapacitados por una semana.

Después de lo ocurrido, los agentes judiciales recibieron la denuncia de los hechos y comenzaron la investigación, la cual los llevó este jueves a proceder con la captura de los dos hombres.

Se trata de dos sujetos de apellidos Yamada Salas y Yamada Portillo, quienes fueron aprehendidos luego de un allanamiento.

Presuntamente, el fin del hecho violento era que no se realizara la revisión de los medidores que había en el sitio.

Después de las diligencias de este jueves, ambos sujetos fueron pasados con el informe respectivo a la Fiscalía de Hatillo.

Esa institución informó de que el Juzgado Penal de la zona impuso medidas cautelares en contra de las dos personas, entre estas, la prohibición de acercarse a las víctimas y testigos, amenazarlas o intimidarlas personalmente, por medio de terceras personas o mediante artículos electrónicos.

“La Fiscalía continuará la investigación por el presunto delito de privación de libertad agravada, bajo el expediente 21-002698-0042-PE”, precisó el Ministerio Público ante consulta de La Nación.

Información actualizada a las 4:27 p. m. con datos de la Fiscalía.