Judiciales

OIJ rescata lapa roja y tepezcuintle que mantenían en cautiverio dentro casa en Limón

Agentes se percataron de situación mientras hacían investigación por delitos contra la propiedad en Cieneguita

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) rescató a una lapa roja y a un tepezcuintle que estaban en cautiverio dentro de una casa en Limón.

Los hechos ocurrieron pasadas las 7 a. m. de este martes en una propiedad ubicada en Cieneguita de Limón.

Según informó la Policía Judicial, unos agentes judiciales estaban en el sitio haciendo investigaciones por frecuentes delitos contra la propiedad que se dan en esta localidad.

Por razones que no especificaron, los investigadores se percataron de la situación de los animales, por lo que procedieron a hacer el respectivo decomiso de ambas especies que estaban enjauladas.

De inmediato, tanto la lapa como el tepezcuintle fueron entregados al Ministerio de Ambiente y Energía de Costa Rica (Minae). Se intentó conocer el estado de los animales, pero no se obtuvo respuesta.

En paralelo, los agentes del OIJ levantaron un informe de la situación, donde detallaron qué fue lo decomisado, así como el nombre del dueño de la propiedad donde los encontraron.

Ese documento es entregado a la Fiscalía, quien se encargará de determinar si abren causa penal o si la desestiman.

Las lapas rojas ( Ara macao ) se encuentran desde el sureste de México hasta el norte de Bolivia.

La deforestación y fragmentación del hábitat, así como el saqueo de nidos con el fin de robar a los polluelos para convertirlos en mascotas, han puesto a esta especie en peligro de extinción.

Precisamente, la Ley de Conservación de la Vida Silvestre prohíbe la tenencia de animales silvestres en cautiverio.

Según el artículo 110 de dicha norma: “Será sancionado con multa de dos a cuatro salarios base (¢924.400 a ¢1.848.800), quien tenga en cautiverio o en condiciones de mascota, sin autorización del Sistema Nacional de Áreas de Conservación, animales silvestres en peligro de extinción o con poblaciones reducidas.

“Y con multa de un cincuenta por ciento (50%) de un salario base a dos salarios base (¢231.100 a ¢924.400), cuando se trate de animales silvestres que no se encuentran en peligro de extinción ni con poblaciones reducidas. En ambos casos se decretará el comiso de los animales.

Katherine Chaves R.

Katherine Chaves R.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.