Hugo Solano C.. 2 noviembre, 2020
Joaquín Burgués Valera, de 63 años, es hoy una de las diez personas más buscadas por el OIJ. Foto: Cortesía del OIJ
Joaquín Burgués Valera, de 63 años, es hoy una de las diez personas más buscadas por el OIJ. Foto: Cortesía del OIJ

Luego de permanecer dos años en fuga, oficiales de la Sección de Capturas del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) detuvieron la noche del viernes a un sujeto de 63 años, acusado de proxenetismo agravado, el cual apareció en la lista de los más buscados publicada en junio.

Se trata del español Joaquín Burgués Valera, quien en el 2014 alquiló el Hotel Sueño Español, en Escazú, donde puso a funcionar un prostíbulo en el que cobraba a los clientes $200 por encuentros sexuales con menores entre los 13 y los 17 años, todas en condiciones de vulnerabilidad, tales como el estatus migratorio irregular.

La detención tuvo lugar luego de que la Policía obtuviera información confidencial sobre el paradero del sujeto. Fue sorprendido en una vía pública en San Antonio de El Roble, en Alajuela, cerca de El Coyol.

El Tribunal Penal de Pavas había girado la orden de captura, pues desde el 2018 se le ordenó descontar tres años y once meses de prisión, pero el hombre, lejos de cumplir la pena aceptada, se desentendió del proceso y se fugó.

Según la sentencia dictada en aquel entonces por la jueza Andrea Ramírez Solano, las menores trabajaron en ese hotel escazuceño desde el 13 de abril del 2016 hasta el 10 de setiembre de ese año, cuando la Policía Judicial corroboró el delito.

Se supo que además de las menores, en el lugar varias mujeres adultas también se dedicaban a la prostitución.

El foráneo cayó en Alajuela la noche del 31 de octubre y de inmediato se le dejó a la orden de la autoridad judicial para que cumpla su pena por prostituir menores y adultas. Foto: Cortesía OIJ.
El foráneo cayó en Alajuela la noche del 31 de octubre y de inmediato se le dejó a la orden de la autoridad judicial para que cumpla su pena por prostituir menores y adultas. Foto: Cortesía OIJ.
Les daba condones, camas y sábanas

Sobre este caso, trascendió que Burgués, cuando buscaba a las menores que pretendía explotar sexualmente, seleccionaba a muchachas en claras condiciones de vulnerabilidad, se lee en el fallo de la jueza Ramírez Solano.

Las víctimas eran una adolescente de 13 años, dos de 15 y otra de 17. Esa era la edad que tenían al momento de la detención de Burgués y del allanamiento al hotel El Sueño Español.

Estando en el hotel, les suministraba los condones, las camas y las sábanas a las víctimas.

“Él suministró a las menores ofendidas el espacio físico así como los paños, sábanas, camas y los condones que utilizaron para la realización de actos sexuales remunerados con terceros, los cuales contactaban al acusado por medio de mensajes de WhatsApp o, bien, se presentaban al hotel subarrendado por el acusado”, detalló la juzgadora.

De acuerdo con el departamento de prensa del Poder Judicial, el Tribunal Penal de Pavas confirmó que, luego de recibido el informe de captura positivo, se realizó el trámite correspondiente para poner a Burgués a la orden del Instituto Nacional de Criminología.