Por: Eillyn Jiménez B. 22 septiembre, 2017

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) decomisó más de 20.000 artículos en el allanamiento realizado en 11 tiendas y las bodegas de la cadena Pequeño Mundo el pasado miércoles.

Esa mercadería, entre la que hay medias, camisas, buzos, blusas, pantalones y sudaderas, se someterá a un estudio para verificar la autenticidad de la marca en los próximos días y está valorada en ¢150 millones, de acuerdo con una estimación hecha por las autoridades.

Más de 20.000 artículos fueron decomisados.
Más de 20.000 artículos fueron decomisados.

El despliegue policial se hizo después de que Puma presentara una denuncia por una supuesta adulteración de marca.

La Fiscalía Adjunta de Delitos Económicos, Tributarios, Aduaneros y Propiedad Intelectual confirmó que la investigación, que se sigue bajo el expediente 17-000026-0621-PE, es por el presunto delito de venta, almacenamiento y distribución de productos fraudelentos.

De acuerdo con el artículo 44 de la Ley de Procedimientos de Observancia de los Derechos de Propiedad Intelectual , se castiga con multas económicas e incluso cárcel a las personas que "falsifiquen una marca o signo distintivo ya registrado".

La marca deportiva Puma manifestó, mediante un comunicado de prensa, que este caso no tiene relación con otro que fue sobreseído el 1.° de junio del 2016.

"La marca Puma está a favor de la comercialización de sus productos en el mercado nacional, siempre y cuando estos sean genuinos y no se pretenda confundir al consumidor con respecto a su autenticidad", expresaron sus representantes.

En tanto, la cadena Pequeño Mundo informó de que ellos se dedican a "la compra, importación y comercialización de productos genuinos, de marcas propias y reconocidas que adquirimos en el mercado nacional e internacional".

Agregaron que su compromiso es brindarle a los clientes la mejor opción de compra a buenos precios.

Medias, blusas, buzos, pantalonetas y sudaderas son parte de la evidencia incautada.
Medias, blusas, buzos, pantalonetas y sudaderas son parte de la evidencia incautada.