Judiciales

Nueva amenaza provoca que víctima 'olvide' en juicio atentado contra su vida en Limón

Hombre acusó al inicio a Gato Cole por la balacera; ahora dice que no recuerda quién lo atacó

"No recuerdo..."

Esa fue la respuesta constante que brindó Jeffry Ugalde Odio este viernes durante un juicio en el cual comparece como víctima y en el que se acusa a Keylor Jacob Cole Kelly, alias Gato Cole, por dos intentos de homicidios.

Ugalde es uno de los dos hombres baleados en un ataque que se produjo el 3 de octubre del 2016, frente al Megasuper de barrio la Colina de Limón, frente a la ruta 32.

En dos declaraciones que este hombre brindó como testigo protegido en octubre del 2016, identificó a Gato Cole, a César Mauricio Valverde Córdoba, y a otro sujeto –sólo identificado como Cheta– como los responsables de la agresión. En este debate Valverde también figura como acusado.

Sin embargo, este viernes, durante su testimonio, dijo: "No recordar nada, porque de eso hacía mucho tiempo".

Acto seguido y ante las insistentes preguntas del fiscal Julio Campos Fernández, Jeffry Ugalde admitió: "Yo no voy a decir nombres, todo lo tiran por la prensa. No voy a poner en riesgo mi vida, ni la de mi familia".

Este testigo rindió declaración esposado de manos y de pies y con el resguardo de dos oficiales de cárceles del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), pues figura, junto a Dinier Estrada Jiménez, alias Ojos Bellos, como sospechoso de perpetrar el 2 de octubre del 2016 una balacera en Cieneguita en la que resultaron muertas cinco personas, cuatro de ellas víctimas inocentes.

Para la Policía, ambos hechos delictivos forman parte de una disputa que libran bandas limonenses por el control de territorios y que todavía se mantiene, pues este martes en la tarde atentaron contra la vida del líder de otra organización de Limón, José Manuel Kelly Rojas, alias Chitá. En el hecho, ocurrido en Matama de Limón, mataron a dos guardaespaldas.

Tras ese incidente, la seguridad en los Tribunales de Goicoechea, donde se realiza este debate, se incrementó. Incluso, este viernes había oficiales de Fuerza Pública afuera del edificio mientras Gato Cole permaneció en celdas judiciales.

Teme por familia

Jeffry Ugalde, quien resultó baleado cuando viajaba en un vehículo junto a Elías Ventura Estrada (un primo de Ojos Bellos), hizo dos declaraciones después de ese suceso, las cuales se llaman anticipos jurisdiccionales.

En aquella ocasión no dudó en acusar a Gato Cole, a César Mauricio Valverde y a Cheta como los sospechosos de querer asesinarlo. Mencionó que los atacantes viajaban en un carro oscuro. Señaló que Valverde era el conductor, Gato Cole ocupaba el asiento del acompañante y Cheta iba en el asiento trasero. En aquel momento refirió que Cole tenía una pistola y Cheta una AK-47.

Esos testimonios los rindió alegando que tanto él como su familia estaban siendo amenazados.

Ahora, en el juicio, Ugalde cambió su declaración por un reiterado "no recuerdo".

Con la misma frase respondió cada vez que el fiscal Julio Campos le preguntó, entre otras cosas: "¿ Fue usted víctima de amenazas?, ¿usted se escondió?, ¿mencionó que su familia fue amenazada por estos hechos?, ¿le ofrecieron dinero para declarar a favor de los imputados?, ¿recibió dinero de los imputados de esta causa?, ¿envió usted un correo con su nombre a la Fiscalía pidiendo que le recibieran una declaración porque lo amenazaban?".

No obstante, en un momento cuando el fiscal le hizo un cuestionamiento dijo: "A mí me mandaron a decir nombres y por eso dije Gato Cole y César, pero ahora no le voy a decir nombres (...) ¡diay!, mi familia esta en la calle".

El relato de Jeffry Ugalde estuvo muy cortado debido a las constantes interrupciones de los abogados Eduardo Barboza Orias y José Joaquín Ureña, defensores de Cole y Valverde, que incluso obligaban a que Ugalde fuera retirado temporalmente de la sala.

A las 3:30 p. m. Jeffry Ugalde alegó que estaba muy cansado, que la noche del jueves no pudo dormir bien y por tanto pidió que suspendieran el juicio.

El tribunal, integrado por los jueces Cristian Espinoza, Henry Segura y Rose Mary Araya aceptó la gestión y fijó la continuación del debate pata el 26 de febrero, en Goicoechea.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.