Carlos Arguedas C.. 5 julio, 2019

(Video) OIJ captura a mujer policía

Una oficial de la Fuerza Pública destacada en la delegación de Miramar de Puntarenas fue detenida la noche del jueves, como sospechosa de facilitar la retención de un hombre de 38 años a quien desconocidos se llevaron, golpearon e intentaron matar.

La captura de la funcionaria fue confirmada este viernes por Wálter Espinoza Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), quien precisó que el arresto se hizo en vía pública en la comunidad de Barranca.

La implicada es de apellidos Arias Mora y tiene 30 años. Ella trabaja en el Ministerio de Seguridad Pública desde diciembre del 2011 y no registraba faltas a su conducta.

Los hechos con los que se le vincula ocurrieron la noche del pasado martes, cuando el hombre víctima del caso fue interceptado por una patrulla en El Cocal, barrio del centro de Puntarenas, y entregado a tres sujetos que lo trasladaron a Zagala de Miramar, en el cantón de Montes de Oro.

Por esa razón, ña oficina de prensa del Ministerio Público abrió contra la mujer un proceso penal por los delitos de tentativa de homicidio, secuestro extorsivo y abuso de autoridad.

Ella fue indagada la mañana de este viernes y se está a la espera de que el Juzgado Penal de Puntarenas fije una audiencia para determinar medidas cautelares.

La oficial de la Fuerza Pública permanece detenida en los Tribunales de Puntarenas. Foto: Cortesía Corte
La oficial de la Fuerza Pública permanece detenida en los Tribunales de Puntarenas. Foto: Cortesía Corte
Cuenta bancaria y amenazas

El caso trascendió la misma noche del martes, cuando el afectado llegó hasta una casa en Zagala y pidió ayuda. Dijo que lo habían intentado matar.

La víctima relató que viajaba en un vehículo Hyundai Santa Fe cuando dos oficiales que iban a bordo de una radiopatrulla lo interceptaron cerca de unas torres de comunicación ubicadas en El Cocal.

Aseguró que los policías lo retuvieron en ese barrio puntarenense y luego lo entregaron a tres sujetos que llegaron con los rostros cubiertos, quienes se lo llevaron en su vehículo hasta Zagala.

Las autoridades no revelaron la identidad de la víctima ni tampoco dieron detalles sobre la actividad económica a la que se dedica.

Wálter Espinoza indicó que, según la narración del afectado, los sujetos lo amordazaron y lo golpearon en diversas partes del cuerpo. Finalmente, le dispararon en la parte trasera del muslo izquierdo y debajo de la rodilla.

Según lo investigado, los agresores le pidieron que les diera toda la información de su cuenta bancaria y lo amenazaron con matar a sus familiares.

El hombre dijo haber aprovechado un descuido de sus captores para escapar y pedir ayuda en una casa vecina. A unos 500 metros de distancia de esa vivienda las autoridades localizaron el Hyundai de la víctima, el cual fue quemado.

"El OIJ logró la identificación de esta policía que ya fue sometida a reconocimiento fotográfico y a reconocimiento físico. Ambas diligencias procesales dieron positivas. Lo que significa que ya la víctima reconoció a una de las personas.

El proceso de investigación se mantiene pues aún tenemos la necesidad y obligación de saber quiénes fueron los otros partícipes en el hecho. Nuestro interés es resolver este caso, que nos parece realmente grave", expresó Wálter Espinoza.

No trascendió información sobre el segundo oficial de la Fuerza Pública que estaría implicado, junto con la mujer.

Este caso se mantiene en investigación en el expediente 19-001425-0061-PE, comunicó el Ministerio Público.