Jerarca ya recibió el aval por parte de la sede de entidad en Suiza

Por: Carlos Láscarez S. 8 diciembre, 2017

La ministra de Justicia y Paz, María Cecilia Sánchez Romero (63) dejaría su cargo a finales de este mes, en caso de ser nombrada directora del Instituto Latinoamericano para la Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente (Ilanud).

Por medio de su vocero, David Delgado, se conoció este viernes que ya la postulación recibió el aval por parte de la sede de Ilanud en Suiza, por lo que está a la espera de la confirmación oficial de parte de Naciones Unidas (ONU).

Una fecha tentativa en la que abandonaría su cargo sería el 31 de diciembre, fecha hasta la cual está nombrada, confirmó el funcionario.

Fotografía de agosto del 2016 en la cárcel de San Sebastián, en San José durante el proyecto de reacomodo de reos a otros centros penales. Fotografía Diana Méndez
Fotografía de agosto del 2016 en la cárcel de San Sebastián, en San José durante el proyecto de reacomodo de reos a otros centros penales. Fotografía Diana Méndez

Sánchez llegaría a asumir el puesto que deja el argentino Elías Carranza, quien se acoge a su jubilación. Sería la primera mujer y la primera costarricense en asumir el cargo en 20 años.

Se desconoce quién asumiría el puesto que deja en el Ministerio de Justicia de Paz.

La ministra es abogada y máster en Criminología. A petición del mandatario Luis Gmo. Solís, asumió la cartera de Justicia desde el 13 de julio del 2015, en sustitución de Cristina Ramírez Chavarría.

La ministra Sánchez durante uno de los recorridos en los ámbitos de la cárcel de San Sebastián. Fotografía: Diana Méndez.
La ministra Sánchez durante uno de los recorridos en los ámbitos de la cárcel de San Sebastián. Fotografía: Diana Méndez.

Durante su gestión, desde febrero de este año implementó los dispositivos electrónicos de seguimiento en materia penal como una forma alternativa de prisión, en aras de reducir el hacinamiento carcelario. Unos 400 reos gozan de tal beneficio.

En declaraciones brindadas a este medio como parte de los personajes del 2016, Sánchez manifestó que "las personas recluidas no tienen libertad de movimiento porque esa es la que cercenamos con la pena, pero tienen todos los otros derechos y nosotros estamos obligados a respetarlos. La gente dice 'esaalcahuetería, ese chineo'… pero entre mejor nosotros tengamos a nuestrapoblación, mejores personas estaremos egresando a la sociedad”, argumenta Sánchez. “Me parece tan evidente que no sé si estoynublándome”.