Eillyn Jiménez B.. 24 marzo
El OIJ mantiene la investigación abierta y se realizan varias diligencias para corroborar o descartar si Jiménez es el autor del audio. Foto: Archivo/ Albert Marín
El OIJ mantiene la investigación abierta y se realizan varias diligencias para corroborar o descartar si Jiménez es el autor del audio. Foto: Archivo/ Albert Marín

Un hombre de apellido Jiménez, quien figura como sospechoso de difundir un audio con amenazas contra afectados por covid-19 en Coto Brus, Puntarenas, quedó en libertad.

Así lo dio a conocer este martes por la mañana la Fiscalía de Coto Brus, que detalló que al sujeto se le abrió una investigación como sospechoso del presunto delito de amenazas agravadas.

"Tras un audio que circuló sobre posibles amenazas a pacientes de covid-19, a un hombre de apellido Jiménez (...) se le abrió una investigación como sospechoso del presunto delito de amenazas agravadas.

"Se le tomaron los datos de identificación y fue reseñado por el OIJ, luego se ordenó su libertad para que continúen las indagaciones correspondientes”, explicó el Ministerio Público por medio de su oficina de prensa.

Agregaron que para acreditar o descartar que el hombre, conocido como Cozorro, fue quien envió el audio, es necesario realizar algunas diligencias.

Por su parte, la Policía Judicial detalló que Jiménez fue ubicado en vía pública, en Corredores, este lunes y trasladado a la sede judicial de ese cantón para su identificación plena y reseña policial.

“Se puso en conocimiento de la Fiscalía, que ordenó que el sujeto quedara el libertad. La investigación continúa, por lo que los agentes judiciales realizan varias diligencias para corroborar si la voz del audio corresponde a la del sujeto”, informó el OIJ este martes en la mañana.

La grabación

Desde las primeras horas de este lunes, circuló en WhatsApp una grabación de dos minutos con 45 segundos, en la cual un individuo manifiesta que dará dinero a quien le dé los nombres de las personas que tienen la enfermedad.

"Necesito que me averigüen dónde viven las personas contagiadas de covid-19 en Coto Brus, la ubicación exacta (...). Necesito defender lo que me queda de familia, doy gratificación económica (...).

“Voy a hacerle una visita y a regalarle unos confiticos, unos calibre 38 o AK-47 para que no puedan seguir contagiando”, precisa un extracto del audio.

El lunes, en conferencia de prensa, el ministro de Seguridad Pública, Michael Soto Rojas, criticó la difusión de esos audios y giró instrucciones a sus subalternos para dar con el responsable.

Durante todas las conferencias de prensa, Salud ha declinado referirse a casos específicos, con el fin de evitar que los pacientes sean señalados por su condición.