Eillyn Jiménez B..   20 octubre
El Juzgado Penal de Heredia impuso a Salazar medidas alternas a la prisión. Foto: Archivo

Un hombre de apellidos Salazar Gómez, de 38 años, fue desterrado de Varablanca, Heredia, como parte de las medidas cautelares que le impuso el Juzgado Penal de esa provincia, por la aparente sustracción de su hijo de dos años.

Además, el sujeto deberá residir en Quepos, Puntarenas, y tiene prohibido comunicarse con la víctima o testigos, determinó la autoridad judicial este lunes.

Los hechos por los que se investiga a este individuo se registraron el sábado anterior, cuando llegó a la casa de la madre del menor.

Al parecer, el sospechoso estuvo poco tiempo en la vivienda y se fue; sin embargo, más tarde, le pidió a la mujer que fuera a donde él estaba.

Según los datos recopilados, se presume que cuando ella llegó, el imputado la empujó y abrió el carro de la ofendida para sacar a su hijo y llevárselo.

“Oficiales de la Fuerza Pública llegaron al lugar e intervinieron; no obstante, se presume que Salazar amenazaba con lastimar al bebé. Presuntamente, con el fin de que no lo detuvieran, el imputado lanzó al niño por una tapia y luego pasó él, huyendo del sitio. El domingo, Salazar fue detenido”, detalló la Unidad de Género de la Fiscalía Adjunta de Heredia por medio de un comunicado de prensa.

Producto de la situación, el niño sufrió golpes en manos y pies.

Además del delito de sustracción de una persona menor de edad, a Salazar se le investiga también como sospechoso de violencia doméstica, situación por la cual el Juzgado Penal de Heredia determinó que debe realizar cursos o terapias de género.

Durante la audiencia de solicitud de medidas cautelares, la Fiscalía pidió prisión preventiva; empero, el Juzgado se inclinó por disposiciones alternas a la prisión.

Ante esto, la institución apeló, por lo que ahora está a la espera de que se establezca una fecha para la nueva diligencia.

“Se está a la espera de que se realice la nueva audiencia, en la que la Fiscalía reiterará su posición, para que el imputado cumpla una medida privativa de libertad”, afirmó el Ministerio Público.

El imputado y la madre del menor tuvieron una relación de convivencia, pero hace seis meses se separaron y acordaron que él podía llegar a visitar al niño.

El Ministerio de Seguridad Pública (MSP) dijo que Salazar cuenta con amplio expediente por violencia doméstica.

El caso se mantiene bajo investigación dentro del expediente 20-005740-0059-PE.