Katherine Chaves R.. 2 marzo

Un juez prohibió portar armas de fuego a los dos policías que se sospecha quitaron dinero y celulares a dos turistas extranjeros en Jacó, Puntarenas.

La decisión en contra de los oficiales, de apellidos Faerron y Falcón, fue tomada durante la tarde de este viernes por el Juzgado Penal de Garabito. A ellos se les persigue por un delito de robo agravado.

Además de eso, el juzgador les prohibió acercarse a Garabito, ordenó que fueran reubicados de delegación y les prohibió realizar labores fuera de esa delegación.

Ambos oficiales fueron denunciados este jueves cuando, al parecer, a las 5:45 a. m. en el área comercial de Jacó, los efectivos interceptaron a dos extranjeros, cuya nacionalidad no se precisó. Luego los habrían llevado hasta playa Clarita (ubicada en las cercanía de la terminal de buses de Jacó).

Allí, luego de solicitarles las billeteras, aparentemente les quitaron el dinero, cerca de $400 (¢245.000), los celulares y otros bienes y los dejaron en el lugar.

Según informó Seguridad Pública, los foráneos observaron a otros agentes en una radiopatrulla y a ellos les relataron lo ocurrido. Las víctimas fueron llevadas hasta la delegación de Jacó, donde manifestaron todo lo ocurrido y en el sitio lograron identificar a los sospechosos.

Paralelamente, Seguridad Pública abrió una investigación administrativa que podría concluir en el despido de los oficiales.