Eillyn Jiménez B., Carlos Arguedas C.. 23 octubre
El Juzgado Penal de Limón se inclinó por medidas alternas a la prisión, por lo que la Fiscalía apeló. Foto: Archivo/ Alejandro Gamboa Madrigal
El Juzgado Penal de Limón se inclinó por medidas alternas a la prisión, por lo que la Fiscalía apeló. Foto: Archivo/ Alejandro Gamboa Madrigal

Mantener domicilio fijo, firmar cada 15 días y permanecer en Costa Rica son las tres medidas cautelares que impuso el Juzgado Penal de Limón a seis personas, quienes figuran como sospechosas de vapulear y robar las pertenencias a un oficial de la Policía de Tránsito en esa provincia.

En la audiencia de solicitud de medidas cautelares, realizada este jueves, la Fiscalía Adjunta limonense pidió prisión preventiva en contra de los sujetos, ya que les atribuye un presunto delito de robo agravado.

Sin embargo, como el Juzgado optó por otras alternativas para mantener a los hombres vinculados a la investigación, el representante del ente acusador del Estado apeló y está a la espera de que se fije una fecha para la nueva audiencia.

Los sospechosos son de apellidos Barrios Morales, Chinchilla Obando, Vargas Sánchez, Tenorio Pérez, Aguilar Barrantes y Bojorge Bojorge, quienes fueron detenidos durante cuatro allanamientos que se realizaron en Envaco, Limoncito y Limón centro el miércoles anterior.

Durante su captura, agentes judiciales decomisaron armas de fuego y de gas comprimido.

(Video) OIJ detiene a sujetos que vapulearon tráfico

Los hechos que se atribuyen a los aprehendidos se registraron el domingo anterior a las 4:30 p. m. en barrio Los Almendros.

A esa hora, un oficial de la Policía de Tránsito estaba en una vigilancia de rutina en la ruta 32, cerca de las instalaciones de la Universidad de Costa Rica (UCR) y, en determinado momento, observó un vehículo que traía una carreta, en la cual venían varias personas.

El tráfico hizo la señal de alto, pero el conductor del carro desatendió la advertencia y en su lugar tomó varias vías secundarias para tratar de escapar de la acción del oficial, que pretendía sancionarlos por infringir la Ley de Tránsito.

Según informó el OIJ, el vehículo llegó a una calle sin salida en barrio Los Almendros, donde fue interceptado por el policía.

Ante esa circunstancia, tanto las personas que viajaban en el vehículo, como los que iban en la carreta amenazaron y vapulearon al oficial de la Policía de Tránsito.

En la acción le robaron el arma de fuego, la cámara, la computadora y le dañaron la motocicleta oficial, que es propiedad del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT).

El oficial, cuya identidad no se suministró, recibió golpes de consideración, que lo obligaron a incapacitarse.

La investigación de este caso se desarrolla dentro del expediente 20-001431-0063-PE.